Medicina natural, actualidad y economía

La Estación Ferroviaria de Lo Espejo, el pueblo de ese nombre hoy Comuna. A mi juicio puede ser injusta la crítica del Presidente Boric a la Empresa de Ferrocarriles del Estado

El Mercurio del 18 de junio de este año publicó una interesante noticia titulada “La sorpresiva crítica en vivo del Presidente a EFE sobre Lo Espejo que la estatal prefirió no comentar”.

Antes del título de la noticia, en letras de menor tamaño y en color anaranjado, presenta la leyenda VÍA FÉRREA PASA POR EL SECTOR DESDE HACE MÁS DE 150 AÑOS.

Aparece antes de la noticia, una fotografía de un tren al pie de la cual se lee “El ferrocarril pasa por el sector desde 1857”.

Me ha parecido interesante comentar la noticia y recordar tiempos pasado del poblado de Lo Espejo. Lo conocí desde fines de los años 30 del siglo pasado. Era una pequeña localidad de una 15 manzana que tenía buenas construcciones, con calles arboladas, regadas por acequias que se extendían por ellas; recuerdo que hasta tenía un cine algo parecido al que poseía La Cisterna. Estaba rodeada de predios agrícolas. Tenía una simpática estación, la que era la primera del Ferrocarril de Estación Central a Puerto Montt. Al lado de la construcción principal de la Estación, había una cancha de básquetbol. El poblado estaba al poniente de la vía férrea. Pertenecía a la Comuna de La Cisterna; recuerdo que tenía un cuartel de bomberos, uno de los tres que poseía el Cuerpo de Bomberos de La Cisterna.

La población de Lo Espejo se movilizaba principalmente por ferrocarril; también había micros que desde la Gran Avenida y desde el Centro de Santiago terminaban en este pueblo. Era una movilización de baja frecuencia.

En la noticia se dan dos versiones del nombre de Lo Espejo. Una que me parece más cierta, es que puede deberse a una propiedad agrícola de nombre de Lo Espejo.

En Chile se ha usado bastante el “Lo” para darle nombre a una localidad que se le mantiene el apellido del propietario. Así conocemos localidades como Lo Vásquez, Lo Vial, Lo Ovalle, Lo Valdés, etc.

Revisando una interesante antigua plancheta de Santiago, que presumo que era de los años diez del siglo pasado por sus contenido y por su título “Santiago i sus alrededores”. Se usa la i latina y no la y griega.

En la plancheta ubico bastante al poniente de Lo Espejo un gran predio denominada Lo Espejo del Carmen. Es probable que ese predio haya influido en la generación del nombre Lo Espejo de la estación ferroviaria; quizás producción agrícola de ese predio salía por esa estación.

En el artículo de El Mercurio viene el siguiente texto: Según relata la página de la municipalidad, existe la versión de que el nombre de la comuna también se debe al tren. “La anécdota señala que las señoras que viajaban en tren, un poco antes de llegar a la estación, sacaban sus espejos para empolvarse o peinarse y así llegar ordenadas al andén. Esta costumbre de sacar los espejos habría llevado a su denominación”, indica el sitio, aunque luego agrega que “lo más probable que el término Espejo provenga del apellido de un antiguo dueño de hacienda”.

Se debe tener en cuenta que en el Ferrocarril de Santiago a Puerto Montt, muchas de sus estaciones eran utilizadas para sacar producciones agrícolas y para abastecimiento de insumos. Fue frecuente que en muchas de ellas se tuviese disponibilidades permanentes de salitre.

Por ello fue frecuente que el distanciamiento entre estaciones no fuera más de 20 kilómetros, para poder llevar al ferrocarril productos agrícolas en carretas y ganado en pie. Productos muy transportados, además del ganado, eran el trigo y las papas de guarda, especialmente las que venían desde Chiloé.

Recuerdo haber mandado una potranca en sobornal, desde Lo Espejo hasta Parral. Sobornal era una forma de llevar ganado vivo en tren usando sólo una parte del carro, por lo tanto el animal viajaba con ganado de otros propietarios. La estación recibía el ganado en sus corrales hasta después incorporarlo a un vagón típico que trasportaba ganado vivo en convoyes o trenes de carga.

Había muchas estaciones de relativa poco importancia poblacional en las que no se detenía algunos trenes llamados expreso. El otro tipo era el denominado ordinario, el que paraba en todas las estaciones; un tren conocido con simpatía era el ordinario último del día que llegaba a la Estación Central  y al cual se le denominaba “el borracho” ya que recogía a todos los rezagados, no poco ellos emborrachados. Recuerdo con nostalgia el famoso Flecha del Sur, a petróleo. que llegaba hasta la estación vieja y gran estación de Puerto Montt ubicada entonces en la parte baja de la ciudad, muy cerca del mar.

Volviendo al tema de la crítica del Presidente Boric a la Empresa Ferroviaria; aparece a la derecha del artículo en letra destacada las palabras presidenciales: “Cómo es posible que un empresa que es nuestra, que es de todos los chilenos, no se preocupe de la calidad de vida en los lugares por donde pasa”. GABRIEL BORIC. Presidente de la República.

Para captar mejor el tema, me parece conveniente presentar los tres primeros párrafos del texto central de la publicación de El Mercurio:

    “El virus que lo tuvo más de dos días fuera de La Moneda y su previa vacunación con Moderna, fue el tema que, repentinamente, llevó al Presidente Gabriel Boric a realizar un cuestionamiento a la Empresa de Ferrocarriles del Estado(EFE), durante una conversación con la ministra Camila Vallejo en su espacio “Vocería en Vivo”, trasmitida por redes sociales.

  “Fui el lunes a vacunarme a Lo Espejo porque siento que el Estado tiene una deuda con Lo Espejo. Tu sabes que por la comuna de Lo Espejo, que es una comuna relativamente nueva, pasa el tren, y la empresa EFE ha hecho instalaciones ahí y además de dividir a la comuna en dos, tiene basurales al lado, no ha hecho obras de instalación necesarias; entonces digo cómo es posible que una empresa que es nuestra, que es de todos los chilenos, no se preocupe de la calidad de vida en los lugares por donde pasa”, señaló en mandatario.

     Desde la empresa – presidida por el socialista Eric Martin, cuya designación fue oficializada en mayo pasado – se limitaron ayer a señalar que la empresa no emitirá declaraciones.

A mi parecer, por los antecedentes del artículo, la crítica a la EFE puede ser injusta. El tema de los basurales es muy serio en Chile. Se requiere un gran programa nacional para enfrentarlo. Realmente en muchas localidades no hay donde botar las basuras. Tenemos en el país vertederos ya saturados constituyendo zonas de sacrificio como ha sido en la localidad de Tiltil. Otro ejemplo es el caso del vertedero de Santa Marta y su derredor en el Departamento Talagante. Recordar los problemas que tiene la Isla Grande de Chiloé, que debe de trasladar sus basuras al continente a más de cien kilómetros al norte.

De ello debiera preocuparse el Gobierno. Es un tema que cada día se hace más grave.

Pienso que las palabras del Presidente no son muy atinadas, no puede ser tarea de la empresa EFE atender basurales; el hacerlo sería una labor inmensa y continua. Las municipalidades tiene esa obligación local inmediata, pero a menudo no pueden cumplirla no solo por falta de financiamiento, sino que también no tienen donde verter las basuras que recolecten.

Pienso que es atinado que EFE no se pronuncie sobre la acusación que le llega.

Posiblemente las palabras del Presidente nuevamente puedan ser injustas; debiera ser asesorado a ayudarlo a no caer en críticas injustificadas, las como un par de ellas, de impacto internacional.

_____________________

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos