La ortiga mayor, Urtica dioica, sería una de las plantas medicinales más interesantes

Se le considera un arbusto cosmopolita. Se le encuentra, podría decirse en todas partes. Su nombre científico es Urtica dioica L.

Existe otra ortiga, la llamada menor de nombre científico Urtica urens L. Tendrían ambas cualidades medicinales y alimenticias muy similares.

María Treben en su libro La Botica de Dios, la incluye a la ortiga mayor como una de las especies de más alto valor medicinal, dentro de las 31 presentadas en tan importante publicación.

Parte expresando: “Un médico dijo una vez en una conferencia de radio que la ortiga era una de nuestras mejores plantas medicinales. Si la humanidad supiera lo eficaces que son sus virtudes curativas, no cultivaría otra cosa que ortigas. Pero desgraciadamente lo saben muy pocos”.

Más adelante señala que “La ortiga es medicinalmente desde la raíz, pasando por los tallos y sus hojas, hasta la flor”.

Menciona en este libro varios casos de sanación de diferentes enfermedades.

En sus cualidades destaca como la mejor planta para purificar la sangre y para activar su formación.

El ingeniero Roberto Williams considera a la ortiga como una planta extraordinaria. Él era a su vez admirador de María Treben.

Estos antecedentes me llevaron a estudiar más esta planta y al buscar antecedentes; me he encontrado con amplísimas informaciones que destacan sus cualidades, tanto como alimento como planta medicinal.

He decidido escribir este artículo sabiendo que mucho más podría agregar a lo que expongo en esta primera versión, para ayudar a trasmitir sus grandes cualidades.

En nuestro cuerpo hay dos órganos fundamentales para una buena salud: el hígado y los riñones. Son los grandes filtros que posee nuestro organismo. La infusión de ortiga favorece a ambos. El hígado y los riñones son responsables en gran medida de la desintoxicación del cuerpo humano.

Cuando estos órganos no son capaces de realizar sus tareas eficazmente, el cuerpo padece enfermedades graves y malestar. Sin una desintoxicación adecuada ellos pueden verse sobrecargados con toxinas y funcionar mal, incluso pueden llegar a dejar totalmente de funcionar.

La eliminación de los cálculos biliares es esencial para mantener la salud. Fomenta un hígado sano e incluso lucha contra el cáncer.

El ingrediente activo de la ortiga es silmarino, de altas propiedades anti inflamatorias y antioxidantes; este proviene de un grupo de flavonoides y las investigaciones realizadas indican que ayudan a reparar y proteger a las células ante sustancias tóxicas.

Otras estudios señalan que componentes la ortiga fomentan además un buen funcionamiento de la próstata y fortalece los intestinos al reparar daños provocados por radicales libres.. Debido a que la mayoría de nuestras respuestas inmunes se hallan en el tracto gastrointestinal, este beneficio es una buena razón para considerar la ortiga como un elemento de purificación usado regularmente.

Relación con el cáncer

De estudios de laboratorio se habría observado que podría ser un anticancerígeno. El silmarino detiene la división de las células cancerígenas y por lo tanto impide su reproducción, la que como se sabe es la que genera la gravedad del cáncer. Además reduce el ciclo vital de las células cancerígenas,

Estos son resultados de investigaciones de laboratorio; se requieren estudios en seres humanos que verifiquen esos posibles efectos positivos contra el cáncer in vivo.

También pueden plantearse dudas sobre si el nivel de contenido de silmarino de la ortiga sea eficaz contra el cáncer.

Se ha señalado que la ortiga es una ayuda medicinal para reducción del colesterol, la diabetes, la cirrosis y otras enfermedades hepáticas, tumores cancerígenos y el crecimiento de células del cáncer. También reduciría el daño hepático generado por la quimoterapia.

Ortiga y enfermedades renales

El nivel de creatinina en la sangre es un indicador importante de las funciones renales; una presencia alta indica que los riñones están dañados y las funciones de filtración renal están alteradas.

La infusión de hojas de ortiga hace bajar el alto nivel de creatinina que está asociado a funciones renales gravemente disminuidas, al tener efectos muy positivos sobre los riñones y su funcionamiento. Ayuda a eliminar desechos y toxinas que se encuentran en ellos.

Además cumple una función desinflamatoria y preventiva de la generación de sustancias inflamatorias no solo en riñones sino que también en todo el organismo.

Constituye igualmente un tratamiento de las infecciones renales y las de todo el tracto urinario; contribuye a lo anterior el hecho que aumenta el volumen de orina.

También puede ayudar a prevenir y tratar cálculos renales.

La enfermedad renal genera comúnmente hinchazones en diferentes partes del cuerpo-cara, piernas, pies, tobillos y otras partes- debido a retención de sodio y líquidos. Ello es consecuencia de que la enfermedad hace que los riñones dañados no puedan eliminar el exceso de agua del organismo.

La infusión es un diurético natural. Ayuda a eliminar los excesos de líquido y al mismo tiempo contribuye a la eliminación de bacterias, virus y pequeños cristales de calcio mediante su descarga a través de la orina aumentada. Con ello trata y previene infecciones renales y del tracto renal, inflamaciones y cálculos renales.

Me ha parecido conveniente presentar partes textuales de un interesante artículo

Preparado por Emilce López Díaz para visionchamanica.com que contiene a mi juicio una valiosa información.

Plantas Medicinales

Ortiga- Urtica dioica

Fte: http://www.visionchamanica.com/Plantas/ortiga.htm

La planta en general presenta ácidos cafeico, ferúlico, fólico; sus pelos urticantes poseen además ácidos fórmico, gálico, acético; y en sus semillas se han detectado linoleico, oleico y palmítico. Presenta vitaminas del complejo B como niacina, riboflavina, tiamina, B6; colina en las hojas, mucílago; y lecitina, histamina, acetilcolina y serotonina en los pelos urticantes; taninos en toda la planta pero especialmente en la raíz; minerales como nitrógeno, potasio, hierro, calcio, azufre, magnesio, aluminio que se encuentran especialmente en las hojas así como clorofila y el glicerol presente además en semillas.

Propiedades Medicinales

Este ser vegetal presenta muchísimas aplicaciones medicinales y aparece también en rituales indígenas de curación.

Estimulante del aparato digestivo y antidiarréica: protege el hígado y ayuda a su recuperación en caso de enfermedad hepática. Favorece la función biliar. Los ácidos caféico, linoléico y oléico intervienen en su poder hepato-protector. Aumenta las secreciones y favorece los movimientos peristálticos, por lo que contribuye a favorecer la digestión, ayudando al estómago, y a la eliminación de las heces del intestino, por lo que se puede considerar como un laxante suave (infusión de dos cucharadas de hojas secas por litro de agua, tomar tres veces al día antes de las comidas). La riqueza en taninos, especialmente en la raíz, la hace adecuada en el tratamiento de la diarrea (decocción de la raíz seca durante 10 minutos. Tomar 3 tazas al día).

Hemostática: detiene las hemorragias y previene el flujo descontrolado de la sangre. Muy adecuada para tratar las hemorragias nasales, la hemofilia y los trastornos de la menopausia (zumo de la planta fresca, obtenido machacando la planta y tamizando la pulpa. Tomar media taza al día, dividida por la mañana y por la noche).

Anti-arteriosclerótica: su riqueza en clorofila le confiere propiedadescirculatorias en el tratamiento de la arteriosclerosis y en la mejora de la circulación sanguínea (el tratamiento anterior con zumo resulta adecuado).

Antidiabética: rebaja el nivel de azúcar en la sangre y previene o ayuda a combatir la diabetes (hervir un puñado de ortiga en agua y tomar 3 veces al día).

Antianémica: por su alto contenido en hierro se hace ideal en la curación de la anemia. Se puede utilizar como una verdura más, para realizar caldos vegetales, combinada con otras verduras o realizar infusiones con una cucharadita de planta seca por vaso de agua (tomar 3 vasos al día).

Galactógena: incrementa el caudal de leche en las lactantes (tomar caldo vegetal, realizado con ortigas y otras verduras)

Anti-prostática: las infusiones de hojas de ortiga seca son un diurético muy importante, los esteroides del extracto de la raíz actúan directamente sobre la hipertrofia prostática benigna al aumentar la cantidad de micción diaria, relajar la vejiga urinaria e inhibir el crecimiento de esta glándula (la dosis se estima en unos 240 mg diarios repartidos en dos tomas diarias).

Alzheimer: favorece la formación de estrógenos que mejoran el estado mental de los enfermos de alzheimer. La ingestión de estas hierbas en forma de verdura puede beneficiar el comportamiento y reducir los episodios depresivos de estos enfermos.

Diurético: favorece la eliminación de líquido en el cuerpo, por lo que resulta interesante no solamente en caso de obesidad, sino también en aquel conjunto de dolencias que mejoran con la eliminación de agua y la consiguiente eliminación de toxinas y especialmente el ácido úrico; enfermedades circulatorias, hepáticas, piedras en el riñón, gota, artritis, artrosis, reumatismo, etc. (decocción de la raíz seca durante 10 minutos. Tomar 3 tazas al día, infusión de dos cucharadas de hojas secas por litro de agua. Tomar tres veces al día antes de las comidas).

Impotencia: aumenta la potencia sexual, siendo muy útil en los casos de impotencia (decocción de 15 gramos de raíz fresca por litro de agua, beber 3 tazas diarias).

Alimentario: Las ortigas pueden constituir un alimento excelente, cuando se preparan como una verdura más o en combinación con otras verduras y hortalizas, como las espinacas o las patatas. Para ello se deben recoger y dejar reposar durante medio día. Luego, al guisarlas, ya no pican, al eliminarse el ácido fórmico que contenían cuando estaban frescas. Son muy ricas cuando las hervimos o las comemos en tortilla y aportan todas las propiedades medicinales vistas anteriormente.

Cosmético: Son muy beneficiosas para el cuidado de la piel, proporcionando a esta una fina textura, al eliminar imperfecciones, como granos, eczemas, herpes, acné, etc. (verter un puñado de ortigas secas en el agua del baño) otros tratamientos internos pueden acarrear la misma finalidad: decocción de un puñado de ortigas por litro de agua, dos o tres tazas diarias. Comer las ortigas en verdura, hervidas junto a espinacas. Tomar la cantidad que se desee. Zumo de ortigas.

Tratamiento capilar: Se ha probado su efecto regenerador del cuero cabelludo, así como su capacidad para combatir la caspa, seborrea y otras alteraciones relacionadas con la caída del cabello (maceración de 100 g de ortiga y romero secos en 1 litro de anís durante 15 días. Hacer fricciones sobre el cuero cabelludo por la mañana y antes de irse a dormir).

Ciática: La realización de un baño en donde se ha añadido un litro de infusión de ortiga relaja el nervio ciático y disminuye el dolor.

En la medicina científica también se ha comprobado una cierta acción de los preparados de ortiga contra la artritis.

En agricultura ecológica una decocción de ortigas se emplea como abono nitrogenado y como insecticida. De manera casera la ortiga también se usa como insecticida para combatir las plagas de pulgón que pueden infectar las macetas de nuestras terrazas.

Advertencia

No conviene abusar de esta planta porque, en algunos casos, puede ocasionar reacciones estomacales. Se trata de una especie que, al vivir en zonas ricas en deshechos orgánicos, tiende a acumular en sus tejidos grandes cantidades de nitratos, por lo que, de no tomarse con moderación, puede resultar perjudicial. En algunos casos, su ingestión ha producido reacciones cutáneas adversas y problemas en la micción.

 

Otro artículo que aporta valiosa información es el obtenido de esta fuente:
http://www.rdnattural.es/plantas-y-nutrientes-para-el-organismo/plantas/ortiga-mayor/

De él he extraído textualmente partes importantes, que las presento a continuación:

Partes de la planta de uso médico: La raíz y la planta entera. En la medicina casera se emplean también los frutos.

.Sustancias activas: Un producto urticante contenido en los pelos, histamina, acetilcolina, ácido fórmico, diversas vitaminas, sales minerales (especialmente hierro), clorofila, enzimas y una sustancia reductora del nivel de azúcar en sangre. Las ortigas contienen vitaminas A y C, hierro, ácido salicílico y proteínas.

.Propiedades: Existen diferentes campos de acción en esta planta; unos aceptados por la medicina tradicional y otros solo por la popular. Estos son algunos de los beneficios que podemos encontrar con el uso de esta planta:

.Homeopatía: El homeopático “Urtica urens” se utiliza para:

• Afecciones cutáneas acompañadas de picor y escozor.
• Eliminación de ácido úrico.
• Gota.
• Quemaduras leves producidas por el sol.
• Reuma.
.Indicaciones Académicas: Para fines medicinales se utiliza para:
• Afecciones benignas de la próstata.
• Alergias.
• Anemia.
• Depuración de la sangre.
• Diabetes.
• Enfermedades infecciosas, especialmente del aparato respiratorio.
• Estimular el metabolismo corporal global.
• Fiebre.
• Gota.
• Infertilidad.
• Miastenia gravis.
• Trastornos del corazón.
• Trastornos hepáticos y biliares.
• Trastornos de la piel: Uso externo e interno: Abscesos. Acné. Carbuncos. Dermatitis atópica. Dermatitis herpetiforme. Eccemas. Forúnculos. Heridas. Herpes. Psoriasis. Quemaduras.

.Como remedio casero: Se emplea en los mismos casos que en la medicina académica y homeopática, pero además para:
• Diarreas.
• Escarlatina.
• Parálisis.
• Pleuritis.
• Sarampión.
• Trastornos de la vista.
.
Modo de preparar el Té de Ortiga mayor:
Se añaden 2 cucharaditas de hojas a ¼ de litro de agua hirviendo, se deja cocer 5 minutos y cuela acto seguido. La dosis adecuada es 1 taza, 2 veces, al día por espacio de 4 u 8 semanas. Se toma moderadamente caliente y a sorbos.

.Contraindicaciones y Efectos secundarios: Debe tenerse en cuenta que las hojas frescas tienen una fuerte acción irritante sobre la piel; la raíz, ocasionalmente puede producir molestias gástricas y reacciones alérgicas cutáneas; la cocción de las raíces puede ocasionar irritaciones de la mucosa gástrica.

No debe utilizarse esta planta en personas con edemas ocasionados por insuficiencia renal o cardíaca. Como remedio diurético debe ser evitado en personas con hipertensión arterial, cardiopatías o insuficiencia renal, salvo prescripción y control médico. La ingesta de 20 ó 30 semillas puede producir un efecto purgante drástico.

__________________________

Con esto termino esta primera presentación sobre las ortigas menor y mayor. Mi intención es hacer un próximo artículo sobre las cualidades alimentarias de ambas dos especies del género Urtica.
___________________

¿Algo que decir? comparta con nosotros un mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.