Medicina natural, actualidad y economía

“La Polar: Expropian a los pobres para dárselo a los ricos”, interesante artículo recientemente publicado

Acabo de leer el artículo que presento más adelante, escrito por Omar Pérez Santiago de la Liga Ciudadana. Su contenido impresiona, hace pensar con mayor amplitud sobre causas y consecuencias del tema de La Polar, y que también en algunas de otras empresas del retail se han presentado situaciones parecidas.

El artículo se titula “LA POLAR: Expropian a los pobres para dárselo a los ricos”. Traté de hacerle llegar un comentario al artículo que está publicado con fecha de hoy en la pag web “Radio del Mar”, pero me fue imposible ingresarlo. Por lo cual lo incluyo a continuación del artículo de Omar Pérez que en extenso va más adelante.

Pertenezco a CONADECUS, he sido miembro de su Directiva e incluso Vicepresidente. Con preocupación capto actitudes de instituciones del Gobierno que buscan dañar a las corporaciones de consumidores, posiblemente por intervenciones como las de Omar Pérez de la Liga Ciudadana o las de CONADECUS contra la fusión LAN –TAM, o contra actitudes como las de Cencosud que se pueden considerar delictuales, mientras nada menos que habrían sido gerentes de ese conglomerado dos actuales ministros de Estado.

Es triste por otra parte observar cómo durante el gobierno de la Concertación el Banco del Estado cobró comisiones a las cuentas de ahorros, que han contribuido a dañar profundamente el ahorro en Chile, banco que hoy se muestra también fomentando un consumismo irracional y el endeudamiento de los hogares. CONADECUS hace ya más de cinco años que presentó una demanda colectiva contra el Banco del Estado por cobro de comisiones por decisión unilateral, con un lento avance en la Justicia. El poder de defensa del banco estatal es muy fuerte y supe recientemente que ha recurrido nada menos que al Tribunal Constitucional para defenderse. Este cobro de comisiones ha significado quitarle patrimonio a millones de chilenos, para aparecer sus ejecutivos como exitosos y recibir los halagos de los gobiernos “por sus altísimas productividades y rentabilidades logradas”, que son meritorias también para que alguno de sus ejecutivos a lo menos pueda incorporarse posteriormente a la brillante carrera en las empresas privadas.

En mi comentario final hago referencia a cómo estas empresas fuerzan a sus empleados a tener que dañar a terceros para poder cumplir sus metas y sobrevivir en sus empleos.

No puedo dejar de mencionar que me impactó semanas atrás ver como nada menos que el ministro de Educación defendía en el programa televisivo de actualidad “Tolerancia Cero” que las universidades pudiesen perseguir fines de lucro y que se debía legislar para regularizar lo que estaba sucediendo. El mismo ministro reconoció que él había invertido parte de su patrimonio en una universidad y que a lo menos había recuperado su inversión. Seguramente debió retirar su inversión para poder ser ministro de Educación. Es comprensible que la juventud estudiantil manifieste públicamente su crítica a este tipo de actitud.

Este es el artículo anunciado:

“LA POLAR: Expropian a los pobres para dárselos a los ricos”

Omar Perez Santiago
Liga Ciudadana
21 de junio de 2011.

Se nota un agrio nerviosismo en los gerentes y gerentillos del retail, el sistema financiero que tiene una participación cercana al 80% en el total de las colocaciones de crédito en Chile. Hay inquietud entrelíneas de las editoriales de La Tercera, El Mercurio y La Segunda. Hay llamados a mantener la calma de las autoridades y se afirma que el caos es focalizado, que son errores y simples delitos. No comparto esa apreciación. Mirada desde el movimiento de protección del consumidor, creo que estamos en presencia de perversión sistémica con efectos desmoralizadores.

Lo que hicieron los acaudalados gerentes de La Polar de repactar unilateralmente ¡a 418 mil clientes de menores recursos!, ha sido una práctica sistémica y perpetrada con sevicia. Es un fraude bíblico.

Lo hicieron también los gerentes Laurence Golborne y Felipe Bulnes de Cencosud, (operadores de Jumbo, Santa Isabel y París), hace unos años atrás, cuando aumentaron unilateralmente el valor de la comisión de las tarjetas MAS. Lo hicieron los gerentes de las empresas del retail, cuando han cobrado tasas de intereses de usura por sobre la Tasa Máxima Convencional.

No son errores. Estamos frente a la acción sistémica y viciosa de mecanismos de expropiación de ingresos a una mayoría pobre, para regalárselo a una minoría de ricos. Una especie de Robin Hood al revés.

De ese modo, unos pocos, los más ricos, los más vivos, obtienen ganancias en el virtual mundo de las finanzas a costas de los muchos, los más pobres. Estos gerentes no viven en el mundo productivo, pero igualmente obtienen lucro. ¿De dónde vienen sus utilidades? ¿Dónde han creado el excedente, si no han producido valor? A través de simples transacciones simbólicas, las fluctuaciones especulativas entre intercambios de instrumentos abstractos, como el que se produce a través de préstamos a tasas de interés usureras y variables.

Esto es lo que se llama Acumulación por Exacción Financiera. Ciertos gerentes – los gerentes La Polar o de Cencosud, por ejemplo- por medio del arbitraje financiero les extraen a la gente los ingresos que ellos produjeron con su trabajo en la economía real. Así, de modo sigiloso y cruel, son desposeídos de ellas. Los gerentes de esas empresas no han generado nada nuevo. Lo único que hicieron los gerentes, mediante sus manejos fraudulentos y tolerados por el sistema, fue transferir los ingresos ya existentes desde los trabajadores a los usureros, traspaso de ingresos de una mayoría pobre o una minoría rica y ladrona, gracias al manejo de una compleja institucionalidad del sistema financiero y de despojo.

Mecanismos de expropiación

Usan una institucionalidad montada y manipulada en complejas arbitraciones financieras, que son operadas por gerentes que trabajan para minorías ricas y que gozan del manejo de la información, minorías ricas que pueden ejercer su poder sobre las mayorías pobres, mediante manipulación financiera para extraer el excedente.

Es un esquema diseñado para el abuso de poder de los más ricos y extraer la utilidad que produjeron los más pobres. Son expertos en poner en circulación datos e información falsa, sin correlato con la economía real para generar expectativas erróneas. Manipulan pautas culturales y de consumo para que las mayorías desposeídas compren dócilmente en condiciones que le son perjudiciales. Promueven el endeudamiento a tasas usureras, repactan unilateralmente las deudas, fijan las tasas de interés, etc.

Así fluye el dulce excedente a manos de las minorías ricas. Las minorías ricas manipulan el sistema financiero virtual y abstracto y se apropian del agradable excedente que es producido por las mayorías en la economía real y material. Estas dulces transferencias en favor de las minorías se operan siempre a través de la economía simbólica, virtual o financiera.

Crece ira ciudadana

Repactar unilateralmente es uno de los mecanismos que ha creado el país desigual, país desigual que actualmente ha comenzado a provocar el desencanto, la ira y la molestia de miles de chilenos.

Repactar unilateralmente, como lo han hecho los gerentes de La Polar, y que hoy afecta a casi medio millón de clientes, ha sido una práctica sistémica. Sistémico es también el enriquecimiento de los gerentes. Los gerentes de La Polar, los 33 ejecutivos más altos de la cadena comercial La Polar, recibieron $5.410 millones durante el año 2010.

El Sernac demandó en 2005 a todas las multitiendas, excepto Falabella, por cobrar intereses por sobre la Tasa de Interés Máxima Convencional. Un abuso que era escandaloso, si se considera que este indicador es uno de los más altos que se aplican en el mundo y que encarece, mes a mes, casi el doble del valor original del producto. Las organizaciones de consumidores advirtieron que si a esto se le suma el cobro por la mantención de la cuenta, las comisiones y seguros asociados, las deudas de los chilenos suben casi en un 70 por ciento anual. Esa es la verdadera cara del crédito y la razón de las suculentas ganancias, un mecanismo de expropiación mediante la coacción financiera.

La demanda colectiva contra Cencosud de Sernac y del cual se hicieron parte Conadecus y la Liga Ciudadana, en el 2006 reiteran el abuso. Cencosud aumentó el valor de la comisión de las tarjetas MAS para las personas que tenían un gasto inferior a 50 mil pesos de 460 a 990 pesos. Ese cambio unilateral se realizó mientras el actual ministro de Energía y Minería, Laurence Golborne, era gerente general del holding y representados por el actual ministro de justicia, Felipe Bulnes.

Hay un patrón de conducta de Cencosud liderada por el empresario Horst Paulmann, Cencosud, en el aumento unilateral del costo de mantención de las tarjetas Jumbo Mas, y la situación de La Polar. La práctica y su naturaleza es la misma: es la modificación unilateral de los contratos.

Ciudadanos empoderados

Si no hubiese sido por el empoderamiento de cientos de clientes de la Polar que empezaron a protestar y que obligó al Sernac, después de largos meses de mediar con los gerentes de La Polar, a trasparentar la información, quizás esto no se habría sabido.

Los consumidores ya no se dejan engañar. A medio millón de clientes de La Polar se les ha repactado sus deudas de modo unilateral y ahora la empresa ofrece, de modo también unilateral, mecanismos para saldar deudas.

Los gerentillos de la Polar fingen ser modestos. Simulan dulzura. Esta forma ladina de actuar de los gerentes de La Polar no debería ser aceptada por los clientes, pues en ningún momento La Polar ha mencionado revertir las repactaciones unilaterales.

Primero debe haber justicia. No puede haber acuerdo mientras no se transparenten las dimensiones de la estafa y los montos definidos de las condiciones de los créditos. Existe un alto riesgo que La Polar, en su afán de limpiar sus datos, engañe nuevamente a sus clientes. Aquí hay compensaciones que La Polar deber pagar por toda la molestia, y abuso a miles de familias que le multiplicaron su deuda sin preguntarle. Y en segundo lugar, La Polar debe ser condenada a las máximas multas establecidas en la Ley por cada una de las infracciones y sus malas prácticas empresariales.

__________________________________

Mi comentario que no pudo ingresar

21 de junio de 2011

Omar:

Te felicito por tu artículo. Muy claro, muy completo. Hay otro tema que es muy triste, cómo se les obliga a sus trabajadores a cumplir metas que se pueden considerar imposibles y los fuerzan para poder sobrevivir a cometer lo que podrían ser considerados delitos. Cómo debe sufrir la conciencia de esos seres humanos que se les fuerza a actuar así para poder mantenerse en el empleo. Recordemos también el tema de “la canela” para que los vendedores de farmacias  engañen al cliente para obtener comisiones un poco más altas.

Impacta ver como se estimula el endeudamiento al cliente con ofertas a precios rebajados y a créditos a largo plazo y a bajo o nulo interés, para agarrarlos más adelante cuando ya no pueden pagar y ahí destruirlos, sacarles todo.

Reitero mis felicitaciones.

Rolando

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos