Medicina natural, actualidad y economía

La remolacha azucarera y la IANSA. Segundo artículo. “Beneficios del cultivo de la remolacha azucarera”

Son múltiples los beneficios que acarrea este cultivo.

Es conveniente señalar que el abastecimiento de azúcar en el mundo proviene principalmente de dos cultivos, la caña de azúcar y la remolacha azucarera. En el comercio mundial predomina la azúcar de caña que participa con dos productos, la azúcar cruda y la refinada; esta azúcar se obtiene en alta proporción de la economía de plantaciones que están establecidas en zonas tropicales; Cuba es uno de los grandes países productores de azúcar de caña. La azúcar proveniente de la remolacha se genera especialmente en países de climas templados y de políticas de autoabastecimiento.

El costo de producción de la azúcar de caña es sensiblemente menor que el de la remolacha; en general los países que cultivan la remolacha son de nivel de ingreso mayor y requiere el cultivo que el Estado lo proteja. La protección se justifica, por otros beneficios que genera entre ellos su contribución a la seguridad alimentaria y al desarrollo agrícola y regional. La privatización de IANSA hace necesario que el Estado la proteja; como eso no sucede su presencia en la actividad remolachera se ha ido reduciendo. Ya se han cerrados un par de plantas.

Desgraciadamente las políticas agrícolas en la actualidad chilena se han ido debilitando. Desapareció la planificación del sector y la mala política cambiaria ha perjudicado a la agricultura como también lo ha hecho con la industria manufacturera.

Volviendo al tema de la azúcar. Ha sido habitual que mucho se comercialice internacionalmente la cruda para en cada país hacer su refinación, creando industrias refinadoras de importante efecto en la actividad productiva y en la generación de empleo y desde luego en una forma más amplia, de ingresos regionales.

Chile hasta fines de los años 50 del siglo pasado se abastecía de azúcar cruda importada que se refinaba en dos importantes industrias cercanas a puertos, una en Viña del Mar y la otra en Penco. Los viñamarinos adultos mucho recuerdan la importancia que tuvo la Industria Refinadora de Azúcar de Viña del Mar (CRAV).

También se vendía en el mercado la azúcar cruda, que era de precio bastante más bajo. Se le llamaba “azúcar sindicato” que se usaba en las empresas para dar alguna comida a los trabajadores en descanso de su jornada.

La azúcar cruda o rubia tiene la cualidad nutricional que no la tiene la blanca o refinada. Se dice que la azúcar blanca solo aporta calorías vacías; no contiene proteína, ni vitaminas como tampoco sales minerales.

Se ha comprobado que la azúcar blanca al igual que el pan blanco, hecho con harina de trigo refinada, tiene cualidades cancerígenas, constituyen alimentos de las células del cáncer; por ello se recomienda reemplazar la azúcar blanca por la rubia y el pan blanco por el pan integral. Pero por desgracia no existe una campaña del Estado sobre esta materia.

Desgraciadamente esos cambios no se han promovido, aunque al parecer cada día más personas lo están haciendo. Ambos productos tienen un costo más bajo de producción, pero sin embargo se venden más caros en el mercado y no siempre se les consigue.

La azúcar rubia se la están produciendo a partir de la refinada a la que se le agregan las llamadas impurezas. Debería consumirse la cruda, es decir sin refinar, lo que eliminaría un proceso relativamente complejo y costoso.

En América la agricultura campesina la produce a través de extraer el jugo de la caña que ellos mismo producen, jugo que concentran con calor y obtienen un producto que se endurece y se le denomina en algunos países panela y en otros chancaca.

 

Beneficios del cultivo de la remolacha para la agricultura

Los beneficios son múltiples. Puede destacarse los siguientes:

  • Crea empleo de mano de obra en períodos en que hay menos trabajo. Importante ocupación se genera por las necesidades de raleo, limpias y corte de hojas y coronas antes de extraer las raíces para llevarlas a la planta elaboradora.
  • Su cultivo para que sea exitoso necesita fuerte fertilización, la que genera un residuo de fertilidad en el suelo para los cultivos que le siguen en la rotación cultural.
  • Al ser un cultivo escardado se eliminan bastante las malezas, con ello se reducen los consumos de pesticidas y los costos de producción en el conjunto de la rotación cultural.
  • Aporta un positivo forraje para el ganado lechero. Dos fuentes importantes, una son las hojas y coronas que se obtienen en invierno al iniciar la cosecha de la raíz. La otra es la coseta que queda como residuo en la elaboración de la azúcar y que puede tener un costo bajo de trasporte desde la planta por los camiones que regresan al predio después de entregar la raíz. Esa coseta puede ser húmeda, seca o amelazada. La melaza es el residuo que queda de azúcar que no cristaliza.
  • Otro beneficio que acarrea este cultivo es el que se deriva de que la producción de la raíz es en invierno y se requiere mucho volumen de trasporte, por ello se hace necesario mejorar los caminos, con lo cual se favorece indirectamente al predio remolachero.

 

Otros beneficios al desarrollo que ocasiona este cultivo

Un argumento que bastante se planteó en su época fue la economía de divisas que generaba.

A nivel regional es muy importante. La industria productora de la azúcar debe establecerse en ciudades de zonas agrícolas de no gran tamaño. Para a ser así una planta muy importante para la actividad económica de su zona. Se transportan grandes volúmenes de producto por lo cual se origina demanda por medios de transporte.

Otro efecto muy importante es el empleo directo que se crea en la industria.

A todo lo anterior se puede agregar que esta actividad requiere mucha actividad financiera, por lo cual este sector se ve favorecido.

Es interesante también considerar su demanda de insumos. Para producir la azúcar se requiere mucho combustible y además caliza. Demanda carbón(carboncillos) en un equivalente a 0,8 Kg por kilo de azúcar producido. Es interesante señalar que fue decisión presidencial de entonces, para la primera planta la de Los Ángeles, qué combustible utilizar. Había dos alternativas, una era petróleo que era más económica y la otra era el carboncillo. El presidente Carlos Ibáñez del Campo, con visión de estadista, prefirió el carboncillo; se basó que no teníamos petróleo nacional suficiente en cambio sí teníamos el carboncillo en abundancia.

Así se decidió por este combustible. IANSA llegó a demandar la mitad del carbón que producía la entonces provincia de Arauco, en la que había una grave desocupación.

El presidente Frei Montalva decidió que se construyera una planta en Valdivia, debido a que en esa ciudad había un alto desempleo. Así se construyó la planta de Rapaco, muy cerca de La Unión. Esa inversión fue bastante discutida ya que la planta no podía ser muy grande; se consiguió apoyo a ella desde el exterior siempre que se programara para más adelante su expansión. Fue interesante el apoyo a esta planta que hubo en los agricultores, especialmente de la Unión, quienes comprometieron a sembrar a lo menos 5 mil hectáreas de remolacha.

Conviene recordar que en Gobierno Militar una vez que los civiles se hicieron responsables del sector económico, se decidió privatizar planta por medio. En esos momentos parecía un buen negocio privado porque coincidió con un alto precio de la azúcar en los mercados internacionales. No se tuvo el criterio de analizar sus causas y ello condujo a que en poco tiempo el precio internacional llegó a los niveles normales y las plantas privadas se vieron obligadas a cerrar.

El General Pinochet cuando fue a Linares se dio cuenta de lo que significaba esa paralización para la ciudad, a su regreso de inmediato dio la orden de que estas plantas paralizadas las tomara de nuevo el Estado. Esto es una muestra de lo que significaban esta plantas para estas ciudades de tamaños intermedios de zonas preferentemente agrícolas.

Es una lástima que se hayan cerrado plantas remolacheras. Ha impactado en muchos sectores el cierre reciente de la emblemática primera planta la de Los Ángeles.

También es de lamentar la debilidad del ministerio de Agricultura para conseguir que tengamos positivas políticas para el desarrollo del sector; la industria remolachera requiere protección por los gobiernos por sus beneficios indirectos que genera. Se suma a los anterior, la errada política cambiaria, que gracias a la minería y especialmente al cobre, genera un bajo valor de la divisa lo que ha contribuido además de dañar a la agricultura y a la ganadería chilena, ha casi destruido a la industria manufacturera tan importante en la generación de empleo formal.

En mi opinión una causa importante de la crisis económica y social que enfrenta Chile se debe a la falta de empleo. Ello posiblemente es una causante de la delincuencia y del desarrollo de la informal y delictual de las actividades en torno a las drogas.

 

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos