Medicina natural, actualidad y economía

Manera de preparar diferentes recetas de productos naturales. Anexo 1 del Libro “Plantas Medicinales y Medicina Natural. Conversaciones con el Ingeniero Roberto Williams Benavente” Segunda Edición Ampliada.

Debo informar que esta Segunda Edición está agotada. La Primerea desde luego también, pero ella puede bajarse de mi página web www.rochade.cl. Para llegar a ella más fácilmente recomiendo después de abierta la página descender por ella hasta llegar a meses. Pinchar de el mes de “Junio 2007”.

La Tercera Edición, con actualizaciones y nuevas materias, se piensa poder lanzarse en mayo de este años

Me ha parecido conveniente divulgar el Anexo 1 de la Segunda Edición ya que en éste se presentan varias recetas interesantes de preparación de productos naturales.

A continuación va el anexo in extenso

Anexo 1

MANERA DE PREPARAR DIFERENTES RECETAS DE PRODUCTOS NATURALES

PREPARADOS PARA INGERIR

1. Preparado de aloe fresco: Puede ser cualquiera especie del género Aloe, en especial, las especies “vera” y “ ferox”, que son las más comunes en Chile. En el mundo hay más de 350 especies de aloe estudiados, y se sospecha que existen otras 500 sin estudiar.

Lo importante es que las hojas que se van a usar estén sanas por ambas caras, tersas, sin
heridas ni machucones. Se limpian con un paño húmedo, luego se le recorta todo su
perímetro o borde, ya que posee espinas muy duras, que la juguera donde las Introduciremos no será capaz de triturarlas, y podrá entonces, dañar o herir nuestro esófago al tragar el preparado que haremos. Muy importante: no se debe pelar las hojas. Se deben usar con su cáscara.

Otro ingrediente de esta mezcla es miel pura de abeja, es decir, sin refinar. Si estuviese
muy densa o dura, se somete al “baño María”; nunca al microondas, ya que pierde sus
cualidades medicinales.

Un último ingrediente es un buen destilado alcohólico. Puede ser whisky, cognac, pisco
de más de 40°, etc., nunca “vino”, que aunque tiene alcohol, es producto de una fermentación y no de destilación.

La proporción de estos tres ingredientes es:
• 1 kilo de hojas de aloe
• 0,5 kilo de miel pura
• 8 cucharadas soperas, de las antiguas cucharas, no de las en uso hoy día, de un buen
Destilado

Cualquier variación que se haga en el peso de la hoja de aloe, afecta en la misma
proporción a los otros componentes.

Una vez cumplidas estas recomendaciones, se introduce en una juguera o en una
mezcladora, trocitos de la hoja de aloe, miel hasta enterar la proporción en gramos que
resulte, y las sucesivas cucharadas de un “buen destilado”. Todo esto se somete a un
proceso de trozado y revoltura, hasta que su apariencia sea uniforme. Luego se vacía en
un frasco de vidrio (nunca plástico), de boca ancha, de tapa atornillada y se guarda en el
refrigerador al igual que fuese yoghourt. Debe tenerse la precaución de cubrir el frasco
con una bolsa de plástico negro, para evitar que la luz afecte el poder medicinal de los
diferentes componentes de la hoja de aloe.

Siempre antes de tomarse la dosis, debe revolverse bien el contenido del frasco, y luego
extraer la cucharada que corresponda.

Observación: la hoja de Aloe vera es muy suculenta, pesa alrededor de medio kilo, y se
vende en los Supermercados por unidad. Las hojas del Aloe arborescens son de tamaño
más pequeño, de color verde con manchas blancas por ambas caras y entran más
unidades por kilo. Recomiendo no echar a la juguera tres hojas y media, por ejemplo,
sino la unidad más próxima entera, en este caso cuatro hojas. Las hojas de Aloe ferox
son más delgadas que todas las anteriores y por tanto, menos suculentas. Por esto en el
kilo de hojas entra un número mayor pero, su efecto medicinal es el mismo.

2. Infusión de eucaliptus para diabéticos: Se usa la hoja antigua, ésa que es larga y sin brillo, opaca. Se troza con las manos en unos cinco a seis pedazos, se deposita en una taza vacía y luego se le deja caer agua hirviendo. Luego se tapa la taza por unos treinta minutos, hasta que se entibie y luego se bebe a sorbitos, dejándolos reposar por unos treinta segundos bajo la lengua, y luego se tragan. Si fuera una persona que trabaja fuera de su hogar, es recomendable preparar dos tazas y echarlas dentro de un termo, para consumir esta infusión en las oportunidades que se recomiendan, a saber:

a. Persona insulino dependiente: Beber una taza a las 10.30 A.M. y la otra a las 4.30
P.M., recordando el dejarlas reposar bajo la lengua, como se indicó más arriba.
b. Persona no insulino dependiente: Beber una taza después de almuerzo y la otra
después de la última cena del día (cena u once-comida), recordando el dejarlas reposar
bajo la lengua.

3. Macerado de boldo: Lo útil para nuestro organismo es la “boldina”, componente que se extrae de las hojas del boldo mediante una “maceración” en agua fría. Para ello se cogen 5 hojas de boldo (ya sea secas o verdes), se quiebran en varios trocitos, y se depositan en una taza llena hasta la mitad de agua fría, pero hervida previamente. Luego se tapa la taza y se deja reposar así por 24 horas. Transcurrido este tiempo, se destapa la taza y el color del agua es de un tono parecido al “oro viejo”. De ahí se sacan cinco cucharaditas de té, se depositan en otra taza y se le agrega agua caliente, hasta poco más de media taza. Se debe beber, como se ha indicado en otro lugar, a traguitos cortos, dejándolos reposar bajo la lengua por 30 segundos y, luego tragar. El resto de “macerado” se guarda tapado, hasta la próxima oportunidad, pudiendo quedar a temperatura ambiente.

Este macerado es muy útil para después de comidas pesadas o copiosas, y para regular el tránsito intestinal de personas “estíticas”.

4. Boldo hervido: Es muy útil para relajar las constricciones de la musculatura, por
ejemplo al sentir “tirante” los glúteos. Para ello se depositan 10 hojitas de boldo en
medio litro de agua, en una olla de acero inoxidable, o enlosada (nunca de aluminio), se
pone al fuego a hervir por 30 minutos, luego se corta el fuego y se deja reposar hasta que se entibie y se bebe a sorbitos cortos todo lo que quedó después de hervir, dejándolos reposar bajo la lengua, como se ha indicado, antes de tragárselos.

5. Infusión para el colon: Se depositan en una taza, ocho cabezuelas de manzanilla y una hoja de bailahuén, luego se llena la taza con agua hirviendo, se tapa, y se deja reposar así por una media hora. Luego se bebe a tragos cortos. dejándolos reposar bajo la lengua, como se ha indicado, antes de tragárselos. Es recomendable ajar la hoja de bailahuén, previo a echarla a la taza, pues así entrega más fácil sus principios activos.

6. Preparado de llantén contra el cáncer: El preparado consiste en tomar 7 hojas de
llantén (Plantago major), lavarlas, trozarlas en varios pedacitos e introducirlos en una
juguera que contenga 1 cucharada sopera de agua hervida, pero fría, y hacer funcionar la
juguera hasta que resulte un líquido homogéneo, que se vacía en un vasito tipo “pisco
sour”, se le agrega una gota de jugo de limón, se revuelve y se toma a traguitos cortos, en ayunas, dejándolos reposar bajo la lengua antes de tragárselos. Se toma diariamente hasta que el médico le indique que ya está sano; después recomiendo que se siga tomando este preparado, por seguridad, durante 6 meses.

POMADAS

7. Para tratar furúnculos: Cuando se sufre con un furúnculo que está por madurar, es
bueno colocarse sobre él un apósito de jugo de cebolla, miel pura de abeja y un poco de
harina. Para ello, con un “rallador” de cocina se restriega una cebolla descascarada, y se
junta su jugo en un recipiente adecuado; luego se diluye al “baño María” un par de
cucharadas soperas de miel pura, y se tiene a la mano harina de hacer masas. La proporción es: una cucharada de miel pura semi líquida, pero fría; dos cucharadas de jugo de cebolla, se revuelve enérgicamente ambos ingredientes y, previa apreciación visual, se le agrega una o dos cucharadas de harina, con el objeto de espesar la pasta resultante.

Luego se aplica como “cataplasma” con un apósito que lo fije, sobre la zona en que está
ubicado el furúnculo, por un tiempo sobre seis horas continuadas. El resultado quedará
a la vista, cuando se retire el apósito. Según sea la situación, se aplicará una segunda
dosis.

Nota: El mismo tratamiento sirve para lipomas

8. Pomada o ungüento de caléndula: Esta pomada es muy útil para curar heridas
expuestas, mala cicatrización en piernas ulceradas (várices de diabéticos), etc. Para prepararla, se procede así: se extrae una planta de caléndula (nombre popular “chinita”), se troza toda la planta con hojas, flores y tallos, en trocitos pequeños, formando un
montoncito.

Luego se calienta en una sartén 250 gramos de manteca de cerdo pura, se le agrega un
puñado de caléndula trozada obtenida del montoncito, se deja espumar, se revuelve
enérgicamente hasta que se vea homogénea la superficie, y se retira del fuego la sartén. Se tapa y se deja enfriar durante 14 horas seguidas; luego de transcurrido este tiempo, se
vuelve a colocar la sartén al fuego, hasta que se empiece a soltar la mezcla, se retira del
fuego y su contenido se pasa a través de una “gasa” limpia. Lo que atraviesa la gasa, es la pomada que será guardada en un frasco limpio y con tapa.

Para aplicarla sobre una herida, se extiende una capa de esta pomada sobre un apósito
limpio, se aplica sobre la herida y se fija con un paño limpio, anudado.

La caléndula tiene la propiedad de hacer cicatrizar la herida, generando nuevos tejidos,
por lo que se rellena la herida.

Escriba un comentario

4 respuestas

  1. 1 de septiembre de 2014
    Margarita: La primera edición se puede extraer de mi página web https://www.rochade.cl. Buscando junio de 2007. Su lectura y bajada es gratuita. La segunda edición ampliada está agotada. Le Tercera EDición ahora mayormente ampliada está en imprenta, espero que salga este mes. Seguramente irá a una ampolia distribución a lo largo de Chile por Ocho Libro Ediciones. A penas esté impresa es probable que la pueda adquirir de inmediato en la misma editorial. Atentamente. Rolando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos