Medicina natural, actualidad y economía

Mucho me ha servido para pensar en Chile y su futuro la interesante carta enviada al Director de El Mercurio, que se titula “Incendio de rentas vitalicias»

Estimo que merece muchos comentarios. Lo que señala en el fondo es muy profundo e importante. Pero es un poco tal vez parcial en la crítica que hace a los diputados; debió referirse a la Cámara de Diputados, porque la aprobación se dio solo por una mayoría de un voto. Además considero que el contenido crítico a esta aprobación es solo por un efecto parcial; el daño que produciría si llegara a ser ley es mucho mayor. Pero sin duda no es al autor de la carta analizar el tema en su totalidad. Desde luego pienso igual que su remitente, que es inconstitucional lo que se propone; constituye una expropiación de patrimonio a las empresas aseguradoras.

Desgraciadamente una de las aprobaciones anteriores ya contuvo esa inconstitucionalidad y quedó vigente como ley. Ya lo anterior está siendo cuestionado en el ámbito internacional, porque en algunas de las aseguradoras está presente el capital extranjero.

Desde luego felicito a su remitente por el envío de esta carta y por haber logrado que El Mercurio se la publique; ello demuestra que el tema es importante para quien dirige al decano de la prensa chilena.

Paso a continuación a presentar la carta para después analizar más el tema.

Incendio de rentas vitalicias

    Señor Director

     Los diputados han aprobado una ley que obliga a las compañías de seguros de vida a darles plata a personas a quienes no les corresponde dicha plata, con un tremendo daño patrimonial para dichas compañías. Ese daño es tan grande que extinguiría el patrimonio de las compañías y estas entrarían en insolvencia, es decir, no les quedarían recursos para cumplir con sus compromisos.

    .Yo tengo una renta vitalicia  en una compañía muy solvente y eso era hasta hoy mi base de tranquilidad para la vejez. Pero ahora veo que, repentinamente, mi tranquilidad se acaba, ya que si la compañía cae en insolvencia, el cobro de la renta mensual que me paga será imposible. Esto mismo les ocurrirá a todos los pensionados de renta vitalicia, la que se suponía era la más segura de las formas de pensión. Es un verdadero incendio de nuestras pensiones.

     Me da escalofríos imaginarme tratando de lograr que el Estado acuda a nuestro rescate y se responsabilice de esta espoliación. Y si se hiciera como lo hace, ¿cómo confiar en que después no empezaría a diluir nuestras pensiones quitándoles valor real? Es increíble que los diputados incendien impunemente nuestras pensiones y nos roben nuestra tranquilidad. No soy constitucionalista, pero estoy seguro de que esto es inconstitucional bajo la Constitución que hoy nos rige. Pero no estoy tan seguro de que, en el clima que vivimos, alguien haga respetar la Constitución e impida este atropello tan grave.

     Los senadores todavía podrían salvarnos de este incendio, pero la verdad es que los pensionados de rentas vitalicias estamos colgando de un hilo.

  GERARDO JOFRÉ

 

Debe tenerse presente que los retiros son de dos fuentes, una la de los ahorros depositados en las AFP y la otra es sacar del patrimonio de las aseguradoras dineros por ciertos montos para darlos a los asegurados, a quienes se le reduce a futuro el monto que en UF tenían garantizados de por vida. Este segundo retiro a mi juicio es mucho más grave que el de los ahorros depositados.

Él a mi juicio es una expropiación parcial del patrimonio de las aseguradoras, lo que sería inconstitucional.

Este retiro a mi juicio origina a futuro un efecto negativo para los que teniendo fondos en las AFP, jubilen. Las aseguradoras deberían por lógica castigar los montos mensuales que se habrían dado en la situación anterior, como consecuencia de riesgos futuros mayores a los anteriores, riesgo que resguardan con menos entregas ofrecidas o que se les encarecen por el alza que sin dudas tendrán los costos de los reaseguros.

En cuanto a los ahorrantes en las AFP de inmediato han tenido castigos en sus fondos, en la medida que las AFP han debido posiblemente vender inversiones en papeles financieros- acciones y bonos especialmente- ventas que significan mayores ofertas de ellos al mercado, lo que produce naturalmente reducción en sus valores.

Con todo lo anterior, quienes están próximos a jubilar se verán perjudicados tanto por la baja de su fondo de ahorro, como por el costo de los mayores resguardos de las AFP, que significarán jubilaciones de valores menores a los esperados.

Reitero que en las aseguradoras hay capitales extranjeros, cuyos propietarios ya han hecho protestas externas que es probable conduzcan a juicios internacionales con resultados favorables para ellos. Lo sucedido además perjudica la imagen internacional de Chile principalmente  en el campo financiero; posiblemente también en otros.

Se agrava lo sucedido al esto presentarse en el momento actual en que el país tiene un gobierno de Derecha y de Presidente de la República un personero que ha logrado tener uno los patrimonios individuales más altos de Chile, sin haber recibido una herencia significativa. Sus padres constituían una familia de limitados recursos financieros; su padre, un profesional de alto prestigio, que en gran parte de su vida se desempeñó en el Sector Público nacional.

Me llama la atención que el Gobierno no haya hecho observación de inconstitucionalidad en la ley anteriormente promulgada, en la que se obligó a las aseguradoras hacer entregas de dineros a sus asegurados, cuando eso montos de jubilación provenían de negociaciones hechas entre privados.

A mí me ha impresionado bastante el proceder de muchos de los diputados en el último proyecto que ahora pasa al Senado. Diputados de Derecha y de la Democracia Cristiana dieron su aprobación. Y hubo a lo menos un diputado de izquierda, muy respetado y de amplio apoyo electoral, que votó rechazo. El voto favorable vino principalmente de parlamentarios que son candidatos a la reelección; hay un caso de una diputada de Derecha que postula al Senado.

Ahora se sabe que en el Senado, a los menos tres parlamentarios de izquierda han manifestado que votarán por su rechazo. No así la senadora Yasna Provoste, candidata de la Centro Izquierda, militante de la Democracia Cristiana, no solo anuncia su voto de aprobación, sino que también está trabajando para que otros senadores de la Centro Izquierda lo hagan, instigada por la triunfante diputada en la cámara baja, Pamela Jiles.

Al parecer, afortunadamente, el Senado rechazaría el proyecto. Posiblemente porque está constituido por políticos más serios y maduros; también podría ello ser causa del hecho de que solo una parte de ellos está sujeto a elección. El actuar así del Senado, pueda ser una causal importante para que el país continúe en la próxima Constitución en gestación, con las dos cámaras legislativas.

Creo que para muchos ha sido, como para mí, decepcionante ver la manifestación de alegría exteriorizada como grupo por su triunfo en la aprobación del proyecto, con solo la mayoría de un voto. Hubo caras ahí que nunca pensé que votarían a favor y menos que se incorporaran manifestando felicidad al posar para tan histórica fotografía.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos