Medicina natural, actualidad y economía

Necesidad de cambios de Chile en sus políticas de relaciones exteriores

Materia que sin duda merece alguna preocupación. Chile enfrenta algunos temas delicados en su política exterior. En parte ello nace en que en Chile no exista una planificación de su desarrollo, especialmente de visión de largo plazo. Realmente no sabemos hacia dónde vamos, hacia dónde deseáramos ir. Esto se refleja perjudicialmente en muchas materias.

En estos momentos aparecen como temas importantes las relaciones con Bolivia y con Perú, materias que a mi juicio no son tan relevantes. Quizá pueda serlo más en otros asuntos como los relacionados con las negociaciones económicas internacionales y con los procesos de integración.

Incluso un tema que debiéramos atender es el de si nos conviene o no mantenernos en el Acuerdo o Pacto de Bogotá. Ya tenemos dos experiencias negativas con la presencia del Tribunal de La Haya en relación con Perú y con Bolivia. Con Perú perdimos un espacio económico marítimo sin mucha justificación jurídica sólida.

Con el caso de Bolivia sucedió algo también poco normal. Dar acogida inicial a un pedido de obligación de negociar. Parece absurdo el que se fuerce a negociar, a nada positivo conduce hacerlo por presión y además crea un precedente para que no se inicien negociaciones de buena fe en cualquiera materia internacional ya que si estas fracasan más adelante, un tribunal internacional fuerce a reanudar negociaciones, que tenderán a ser más estériles.

Puede pensarse que este tribunal busca nuevos arbitrajes dándoles a solicitantes con poca base a lo menos algo, para ganar mercados para potenciales juicios futuros.

A mi juicio es más preocupante el asunto con Perú, ya que se debiera suponer que no existen problemas pues tenemos un tratado internacional que define claramente los límites terrestres y, por otra parte, el fallo del Tribunal de La Haya sobre los límites marítimos, fallo acatado por ambos país.

Por motivos de interpretación entra en disputa una superficie de 3,7 ha solo terrestres, que debiera ser resuelta fundamentalmente por lo que propongan las conclusiones técnicas.

Sería una triste imagen la que darían dos países al llevar el tema de tan poca importancia a un pronunciamiento de un árbitro internacional.

El uso político nacional de estos conflictos es nefasto. Cuando gobiernos en crisis o con otras finalidades mezquinas emplean estos asuntos, se crean daños que significan grandes retrocesos que postergan soluciones armónicas de beneficios compartidos por muchos años. Es triste recordar la invasión por Argentina de las Islas Malvinas, que tanto daño le hizo a ese país y especialmente a determinados sectores de su sociedad. Mucho de lo ganado en la lucha pasiva de décadas por recuperarlas, se perdió.

En el caso con Bolivia, la negociación de Charaña daba una solución armónica lograda por dictadores militares de ambos países. Ello fracasó principalmente porque a Banzer no se le dio el apoyo político interno que necesitaba para materializar el acuerdo. Se culpa al Perú, pero había una fórmula jurídica que conducía a la larga a una solución definitiva.

Un nacionalismo usado para poder político interno, llevó posteriormente a Bolivia a romper relaciones con Chile y a seguir usando el tema con finalidades políticas internas posteriores. Su presidente ha terminado logrando el camino de una reforma constitucional durante su último mandato, que le permita su reelección más allá de lo establecido por la constitución por la cual llegó democráticamente al poder.

En Chile también nos hemos encontrado con nacionalismos mezquinos especialmente en sectores parlamentarios, que sin duda dificultan una sabia solución para el problema tan marginal que tenemos con el Perú.

Serios hombres de derecho chileno han señalado la conveniencia de ser más prudente en estas materias.

En relación a estos dos asuntos y en más que todo a cómo llevar la política internacional de Chile, que debiera ser una política de Estado, se ha visto perjudicado el país por la designación de embajadores que no son de carrera, sino designados, en no pocos casos, por conveniencias políticas internas.

En mi vida profesional me ha tocado participar en algunas negociaciones internacionales y ahí he podido apreciar lo importante que es el apoyo de los funcionarios de carrera de Relaciones Internacionales.

Recientemente tuvimos problemas con el embajador en Uruguay que terminó siendo cambiado y más recientemente lo hemos tenido con declaraciones de nuestro embajador en México que públicamente critica decisiones del Gobierno chileno.

Recuerdo años atrás también la designación de un destacado político chileno como embajador en Argentina, la que tuvo demoras en perfeccionarse debido a que este personaje había tenido anteriormente expresiones no favorables a la nación hermana.

También en los recuerdos me aparece una entrevista por televisión que se le hizo al Embajador del Reino Unido en Chile. Me impresionaron especialmente dos cosas que él señaló. Lo primero fue que esa gran nación tenía como embajadores en el mundo entero a diplomáticos de carrera.

Lo segundo que contó fue que él sabía ya cuando se iba de Chile y a qué país iba destinado.

Qué importante es todo aquello. Como un Estado puede ir designando como embajadores a personas de gran experiencia, seguramente considerando sus conocimientos y aptitudes para nombrarlo donde su preparación más lo aconseje- Que importante es saber con anticipación a donde va ser destinado, para preparase con anticipación e iniciar oportunamente sus contactos con el diplomático saliente.

Sin duda el Reino Unido debe tener un cuerpo diplomático extraordinario, lo que constituye en mi opinión un gran patrimonio nacional.

Me ha llevado a escribir este artículo el leer una carta publicada en El Mercurio no hace mucho en que dos prestigiados embajadores de carrera se refieren al tema.

Presento a continuación la carta:

Carta al Director de el diario El Mercurio

Sábado 07 de noviembre de 2015

Declaraciones de embajador

Señor Director:

El embajador en México y ex senador PS Ricardo Núñez hace tiempo viene cuestionando públicamente el proceder de la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, y en particular el quehacer del director de Direcon, en relación con el Acuerdo Transpacífico (TPP), ratificado por Chile, señalando a los medios de comunicación que “las imposiciones de EE.UU. van a” afectar a Chile, generando una polémica pública entre un embajador en ejercicio y una alta autoridad de nuestra Cancillería.

Como si ello fuera poco, el embajador Núñez se permite intervenir en política interna al manifestar tener “la impresión de que hay un empresariado muy sobreideologizado en Chile”. Por último, remata sus declaraciones señalando que los recientes casos de colusión de CMPC y SCA Chile, “sin duda”, afectan la imagen de Chile en el exterior.

Estas lamentables intervenciones de nuestro embajador en México contradicen las instrucciones que habría enviado el canciller Muñoz con motivo de otro hecho similar protagonizado no hace mucho por otro embajador político, en ese caso del PC, acreditado en Uruguay, el que finalmente tuvo que dejar el cargo, siendo promovido a asesor cercano al canciller en el exclusivo piso 15 de nuestra Cancillería. De esta forma podemos constatar una vez más cómo la denominada “combinación virtuosa” en la designación de embajadores políticos, en desmedro de los profesionales, sigue aportando frutos a nuestra maltratada y vilipendiada diplomacia, en momentos tan pocos auspiciosos de la política exterior chilena.

Carlos Klammer B.
Juan Salazar S.
Embajadores del Servicio Exterior, Directores del Centro de Estudios de Política Exterior y Relaciones Internacionales

____________________________

Escriba un comentario

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos