Medicina natural, actualidad y economía

Poca, nula o lenta reacción del Gobierno frente al bajo valor de la divisa y a las importaciones subsidiadas de maíz chancado desde Argentina

Preocupante, parece que no tenemos ministerio de Economía ni de Agricultura. El dólar ha llegado a niveles alarmantes; se anuncia una eventual compra de divisas por el Banco Central, pero son sólo rumores. Se menciona posibles montos pero no se señala a qué nivel del valor del dólar se intervendrá; ello ayuda a la especulación con la divisa.

Ha sido ya tradición que las autoridades del Banco Central señalen que no es papel de la institución intervenir en la política cambiaria, pero sí hacer adquisiciones para tener reservas con el objeto que el país pueda responder a futuro frente a situaciones desfavorables. El ministro de Hacienda señala su preocupación por el bajo nivel de la divisa, pero qué, ahí no más, quedamos sólo con la preocupación del ministro.

Sectores empresariales que pedían por una política cambiaria que les ayudara a sus actividades, muchas de ellas enfrentando serias dificultades o crisis, parecen cansados y que abandonan la lucha. Las grandes organizaciones gremiales sectoriales, se le ve pasivas; la Confederación de la Producción y el Comercio y la Sociedad Nacional de Agricultura no se hacen presentes. Escribir sobre el tema ya no pasa a ser de interés para la prensa ni para las revistas sectoriales.

Las grandes potencias mundiales están jugando con el valor de la divisa; se habla de guerra de depreciaciones; China ha llevado para ella una valiosísima política cambiaria, que ha favorecido su expansión económica, su acumulación de divisas, pasar a ser un gran prestamista internacional y más reciente a hacer importantes inversiones productivas en el exterior. Todo ello refuerza la magnitud de su ahorro nacional que asociado a sus inversiones externas e internas, aseguran una expansión económica futura.

Su crecimiento económico, su poder financiero internacional y sus inversiones externas, le van dando un poder político internacional creciente a lo que se suma la expansión de su poder bélico.

En Chile se le ve al dólar fluctuar al ritmo inverso de la evoluciones de corto plazo del precio del cobre, que se mantiene a altos niveles, lo que pasa a ser un factor de los más importantes del bajo nivel de la divisa.
Más adelante se analizan informaciones más concretas.


Una nueva empresa manufacturera cierra sus puertas pero su producto y marca seguirá operando en el mercado nacional a base de un abastecimiento que vendrá desde Asia; me refiero a Johnson. Se repiten reacciones similares anteriores; la industria manufacturera pierde su capacidad de dar empleo industrial y su característica de manufacturar; pasa así a ser comercializadoras de productos importados.
En muchos países del mundo está sucediendo esto con la globalización mundial. Recuerdo no hace mucho observar artesanías de Canadá que traían la nota “Diseñado en Canadá, hecho en China”. Un típico sombrero australiano que años atrás me trajo una sobrina desde Australia, traía la leyenda “Made in China”. La penetración de productos industriales asiáticos a Europa, parece una de las causas más importantes de la destrucción de muchas fuentes de empleo
La noticia de que “Cencosud cierra fábrica de Johnson y deja de producir la marca”, publicada en la Tercera del 13 de abril ha pasado un poco desapercibida. La gran condonación de intereses y multas, entre cuyos argumentos era mantener empleo, termina reforzando el poder económico de Cencosud, cuya cabeza máxima se jacta de pagar a largo e incierto plazo a sus proveedores, en su mayoría pequeñas y medianas empresas. Cuánto le significa como capital sin costo a Cencosud postergar el pago a sus proveedores, seguramente plazos mayores a los proveedores más débiles que más necesitan de su imperio del retail; impresiona la pasividad del Gobierno frente a este vergonzoso sistema.

Seguimos rebajando la producción manufacturera, dejando trabajadores especializados sin sus fuentes de trabajo. No debe caber dudas que el bajo valor del dólar es uno de los factores más importante.

Los agricultores continúan manifestando inquietudes por el bajo valor de la divisa. La fruticultura ha sido fuertemente golpeada a lo que se suma el daño que ha recibido por la huelga portuaria. Se ha criticado la demora del Gobierno, de sus ministros, para tratar de buscar soluciones; se tema que existan en estas huelgas razones políticas en contra del Gobierno. El sector laboral se queja de un mal trato histórico que termina generando una reacción explosiva.
Dos otros sectores muestran preocupación por el bajo valor de la divisa. El vitivinícola y el turismo.
Los productores de maíz también señalan su molestia, por la misma causa, lo que se suma al fomento que hace Argentina a sus exportaciones de maíz elaborado (chancado).

A continuación presento dos recientes artículos de la prensa que se refieren a casos específico, el cierre de Johnson como empresa tradicional chilena de la confección y otro sobre el caso del maíz. Agrego artículo sobre inquietudes del Ministro de Hacienda frente al valor de la divisa.
_________________________

1. La Tercera, 13 de abril de 2013

Cencosud cierra fábrica de Jonson y deja de producir la marca

 Los trabajadores están siendo informados sobre la medida que los afectará en 30 días más. Según informaron empleados de la empresa desde ahora se importará todo desde Asia.
Por M. Fernanda Gana

En la última presentación de 2012, Cencosud anunció que empezaría a integrar todas las tarjetas de la tienda Johnson por el plástico corporativo del holding, el mismo que ocupa para sus demás formatos.

Hasta diciembre esa era la única medida que la empresa controlada por Horst Paulmann había tomado en relación a Johnson, además de cambiarle el nombre.

A esa medida ahora se suma el cierre de la planta de la empresa, que está ubicada al lado de las antiguas oficinas centrales de calle Ñuble.

En los próximos 30 días, unos 100 trabajadores de la fábrica que producía los sastres de la marca Johnson para el retail dejarán la compañía. En Cencosud indicaron que a la totalidad de los empleados se les ofreció reubicarse o acogerse a un plan de retiro, que les propusieron.

A los empleados les informaron que Cencosud habría decidido poner fin a la marca de trajes Johnson, única marca que se producía localmente, debido a los altos costos que significaban para el holding y que frente a la oferta asiática no era rentable. Desde ahora importarán los productos desde Asia.

Pero aclararon que, independiente de que la marca se acabe, las tiendas seguirán funcionando y atendiendo al segmento C3-D, que fue el motivo principal de Cencosud para comprarla en diciembre de 2011, porque el holding no tenía una presencia en ese sector de la población.

El proceso de desvinculación de los trabajadores de la fábrica, que se inició la semana pasada, empezó por el personal de mantención y algunos administrativos de ésta. En esta semana, en tanto, continuaron con el resto del personal.

Venta de Johnson´s

En diciembre de 2011, Cencosud concretó la compra de 85,58% de la marca que pertenecía a Marcelo Calderón, uno de los controladores de Ripley.

La compra incluyó 39 locales en todo Chile bajo Johnson’s -la que Cencosud modificó en septiembre de 2012 a Johnson-, y 13 tiendas FES, que apuntan a un público más juvenil.

La operación fue por US$ 63 millones y el ex director de Ripley se quedó con el 14% de la marca.

La compra fue efectuada mediante un aumento de capital que realizó Cencosud por US$ 100 millones, el que fue destinado para pagar las deudas que la tienda de ropa mantenía con diversos bancos y con el SII.

Al momento de concretarse la operación, la multinacional chilena recibió la firma local con pérdidas por US$ 34 millones.

_________________________________

2. La Segunda, 15 de abril de 2013

Diputado Latorre advierte “por crisis en sector agrícola” y pide medidas para rescatar el maíz

Actualmente el maíz se encuentra a 130 pesos el kilo y podría bajar más aún en los próximos días. Eso generará una crisis mayor ya que según el cálculo que hacen los especialistas que trabajan con los usuarios de Indap, el costo de producción de estos pequeños agricultores, considerando créditos y seguros, bordea los 124 pesos por kilo.

Como “urgentes  y necesarias” calificó el diputado Juan Carlos Latorre las medidas que se debieran tomar para evitar lo que denominó “el quiebre de la agricultura chilena” producto del conflicto que se vive por la falta de salvaguardias al ingreso de maíz  extranjero.  El parlamentario formuló un llamado de atención al gobierno a quien acusó de “plantear sólo anuncios y no tomar medidas concretas y drásticas frente a este conflicto”.

El problema de los maiceros afecta principalmente a pequeños y medianos agricultores  desde la Sexta Región al sur, y según lo expresado por el parlamentario DC, “hasta el momento no se conocen acciones concretas; tenemos un dólar bajo y eso no sólo afecta a nuestros exportadores, también incide en el precio del cereal que es importado desde Argentina como chancado, permitiéndole entrar como suplemento alimenticio.  La trampa que hacen las empresas se suma a que el gobierno no ha repuesto la mesa del maíz, entidad que era formada por todas las partes involucradas, y que permitía adelantarse a estos conflictos y buscar soluciones conjuntas”.

En el último tiempo el maíz  ha pasado por las peores crisis y este gobierno ha sido invisible frente a los conflictos de este gremio” puntualizó.

Actualmente el maíz se encuentra a 130 pesos el kilo y podría bajar más aún en los próximos días. Eso generará una crisis mayor ya que según el cálculo que hacen los especialistas que trabajan con los usuarios de Indap, el costo de producción de estos pequeños agricultores, considerando créditos y seguros, bordea los 124 pesos por kilo.

Ante esto el parlamentario llama a los afectados a unirse y levantar la voz, “ya que al parecer tanto el ministro de Hacienda, como el de Agricultura, no han escuchado las voces de alerta de quiénes advirtieron este problema con anticipación”.

____________________________________

3. Emol 12 abril 2013

Larraín dice estar preocupado por caída del dólar y asegura que han tomado medidas

De hecho, el ministro de Hacienda recordó que ayer anunció un programa de emisión de deuda pública en pesos y unidades de fomento.

SANTIAGO.- El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, reiteró este viernes su preocupación por el nivel que ha alcanzado el tipo de cambio en los últimos meses y volvió a culpar de aquello a las políticas de relajamiento cuantitativo en los países desarrollados.

“El relajamiento cuantitativo está llegando a niveles sin precedentes en la historia y el costo lo pagan los países con tipo de cambio regidos por el mercado”, señaló el ministro en una exposición en un seminario del BCI.

Al respecto, manifestó que “por supuesto”, el tema los tenía “muy preocupados”.

Recordó que ayer anunció un programa de emisión de deuda pública en pesos y UF, con el objetivo de evitar vender dólares.

Consultado sobre qué otras medidas podría tomar el Ejecutivo, independiente de una intervención del Banco Central, indicó que “los controles de capital son un último recurso, que no nos gusta, pero ahí están”.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos