Medicina natural, actualidad y economía

Tratamiento contra el síndrome premenstrual severo a base de una mejor alimentación y de otras actividades y medidas

Tal como lo había anunciado en mi artículo del 17 de marzo de 2013, titulado Síndrome premenstrual severo, causas y tratamientos”, entrego hoy información sobre un tratamiento para superar el síndrome premenstrual severo basado en parte importante en una adecuada alimentación. Recomiendo leer ese artículo antes que éste.

Repito algunos párrafos de mi anterior artículo:

He escrito anteriormente un par de artículos sobre este tema, especialmente con relación a un tratamiento exitoso logrado por el doctor Jorge Lolas.

Recientemente una profesional con la que he trabajado en temas relacionados con plantas medicinales y medicina natural, me ha contado lo que ella había sufrido con el síndrome mensual severo durante gran parte de su vida, que le afectaba especialmente dos semanas. Se ha sanado recientemente a base de una alimentación especial, reforzada en vitaminas y minerales. Me informó que ella está trabajando en divulgar este tratamiento. Espero próximamente poder escribir sobre ese tratamiento.

Me ha llegado ayer la información sobre el tratamiento que siguió la profesional mencionada inicialmente, basado en un artículo publicado en Internet.

Presento a continuación el artículo. De su lectura se puede apreciar que el tratamiento no sólo descansa en cambios en la alimentación, sino que es bastante integral. Agrego, en letra cursiva, algunos complementos de información y comentarios en el artículo original. Indico la fuente de información en Internet.

http://salud.univision.com/es/adam/trastorno-disf%C3%B3rico-premenstrual

Nombres alternativos

TDPM; Síndrome premenstrual (SPM) grave o síndrome disfórico premenstrual

Definición

Es una afección en la cual una mujer tiene síntomas de depresión graves, irritabilidad y tensión antes de la menstruación. Estos síntomas son más intensos que los que se observan con el síndrome premenstrual (SPM).

El síndrome premenstrual se refiere a una amplia gama de síntomas físicos o emocionales que ocurren de manera característica más o menos de 5 a 10 días antes de que una mujer comience su ciclo menstrual mensual. Estos síntomas generalmente cesan cuando comienza su periodo o poco después.

Causas

No se han encontrado las causas del síndrome premenstrual y del síndrome disfórico premenstrual. (Nota: en mi opinión está prácticamente comprobado que la causa en la mayoría de los casos estaría en la generación de toxinas en el útero por infecciones que se desarrollan en él).

Los cambios hormonales que ocurren durante el ciclo menstrual de una mujer pueden jugar un papel.

El síndrome disfórico premenstrual afecta a entre el 3 y 8% de las mujeres durante los años en que tienen periodos menstruales.

Muchas mujeres con esta afección tienen:

– Ansiedad

– Depresión mayor

– Trastorno afectivo estacional (TAE)

 

Otros factores que pueden jugar un papel abarcan:

– Alcoholismo

– Tener sobrepeso

– Tomar grandes cantidades de cafeína

– Tener una madre con antecedentes de este trastorno

– Falta de ejercicio

Síntomas

Los síntomas del síndrome disfórico premenstrual son similares a los del síndrome premenstrual; sin embargo, generalmente son más graves y debilitantes e incluyen al menos un síntoma relacionado con el estado de ánimo. Los síntomas se presentan durante la semana justo antes del sangrado menstrual y generalmente mejoran al cabo de unos cuantos días después de que comienza el periodo.

Se deben presentar 5 ó más de los siguientes síntomas para diagnosticar el síndrome disfórico premenstrual, incluso un síntoma relacionado con el estado de ánimo:

– Desinterés en las actividades diarias y en las relaciones con los demás

– Fatiga o decaimiento

– Sentimiento de tristeza o desesperanza y posibles pensamientos suicidas

– Sensación de tensión o ansiedad

– Sentimiento de pérdida de control

– Deseo vehemente por consumir alimentos o comilonas excesivas

– Altibajos en el estado de ánimo con períodos de llanto

– Ataques de pánico

– Irritabilidad o ira persistente que afecta a otras personas

– Síntomas físicos como distensión abdominal, sensibilidad en las mamas, dolores de cabeza y dolor muscular o articular

– Problemas para dormir

– Problemas para concentrarse

Pruebas y exámenes

El síndrome disfórico premenstrual no se puede diagnosticar con ningún examen físico ni pruebas de laboratorio. Se debe elaborar la historia clínica completa y llevar a cabo un examen físico (incluyendo un examen pélvico) y una evaluación psiquiátrica para descartar otras afecciones.

El hecho de mantener un calendario o un diario de los síntomas puede ayudar a las mujeres a identificar los síntomas más problemáticos y los momentos en que hay mayor probabilidad de que se presenten. Asimismo, esta información puede ayudar al médico a diagnosticar el síndrome disfórico premenstrual y determinar el mejor tratamiento.

Tratamiento

– Un estilo de vida saludable es el primer paso para manejar el síndrome disfórico premenstrual.

 

– Consuma una alimentación balanceada (con más granos integrales, verduras, frutas y disminución o suspensión del consumo de sal, azúcar, alcohol y cafeína).Nota: me extraña que no se haga referencia al consumo de carnes, especialmente de rojas.

 

-.Haga ejercicio aeróbico regular a lo largo del mes para reducir la intensidad de los síntomas del SPM.

– Si tiene problemas para dormir, ensaye cambiando los hábitos de sueño antes de tomar medicamentos para el insomnio.

 

– Mantenga un diario o calendario para registrar:

–          El tipo de síntomas que está experimentando

–          La intensidad

–          La duración

 

– Los antidepresivos pueden servir.

La primera opción generalmente es un antidepresivo conocido como inhibidor

selectivo de la recaptación de la serotonina (ISRS). Usted puede tomarlo en la

segunda parte de su ciclo hasta que el periodo comience o durante todo el mes.

– Pregúntele al médico.

La terapia conductual cognitiva (TCC) se puede emplear ya sea con o en lugar de los

antidepresivos. Durante esta terapia, usted hace aproximadamente 10 consultas con

un profesional en salud mental por algunas semanas.

 

– Otros tratamientos que pueden servir abarcan:

–          Las píldoras anticonceptivas pueden disminuir o incrementar los síntomas del SPM, incluso la depresión.

–          Los diuréticos pueden servir para las mujeres que experimentan aumento significativo de peso debido a la retención de líquidos.

–          Se pueden recomendar suplementos nutricionales, como la vitamina B6, el calcio y el magnesio.

–          Otros medicamentos (como el Depo-Lupron) inhiben los ovarios y la ovulación.

–          Se pueden prescribir analgésicos, como ácido acetilsalicílico (aspirin) o ibuprofeno, para el dolor de cabeza, el dolor de espalda, los cólicos menstruales y la sensibilidad en las mamas.

Expectativas (pronóstico)

Después del diagnóstico y tratamiento apropiados, la mayoría de las mujeres con síndrome disfórico premenstrual sienten que sus síntomas desaparecen o caen a niveles tolerables.

Posibles complicaciones

Los síntomas del síndrome disfórico premenstrual pueden volverse tan intensos que interfieren con la vida diaria de una mujer. Las mujeres que sufren de depresión pueden presentar síntomas peores durante la segunda mitad de su ciclo menstrual y pueden requerir cambios en sus medicamentos.

Algunas mujeres con síndrome disfórico premenstrual han tenido pensamientos suicidas. El suicidio en mujeres con depresión es mucho más probable que ocurra durante la segunda mitad del ciclo menstrual.

El síndrome disfórico premenstrual puede estar asociado con trastornos en la alimentación y el tabaquismo.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame inmediatamente al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) o a una línea local de manejo de crisis si está teniendo pensamientos suicidas.

Solicite una cita con el médico si:

– Los síntomas no mejoran con los cuidados personales.

– Los síntomas interfieren con la vida diaria.

Referencias

Vigod SN. Understanding and treating premenstrual dysphoric disorder: an update for the women’s health practitioner. Obstet Gynecol Clin North Am. 2009;36:907-924, xii.

Lentz GM. Primary and secondary dysmenorrhea, premenstrual syndrome, and premenstrual dysphoric disorder: etiology, diagnosis, management. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds.Comprehensive Gynecology. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2012:chap 36.


Actualizado: jueves 8 de noviembre de 2012
Versión en inglés revisada por: Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Bellevue, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.

 

Nota: En mi opinión varias de las recomendaciones se les podría considerar que tienen efectos en la reducción de generación de toxinas y/o en la eliminación parcial de ellas.

 

La alimentación adecuada podría reducir la generación de toxinas. La reducción de toxinas podría se provocada por los ejercicio aeróbicos recomendados en todo el período. El que los problemas para dormir se corrijan con cambios de hábitos y no con medicamentos contra el insomnio, los que en algún grado pueden intoxica. El uso de diuréticos para enfrentar la retención de líquidos, lo que puede ayudar a la eliminación de toxinas.

 

Agrego estos antecedentes que podrían ser algún valor:

Hace poco al conversar sobre el tema con un matrimonio que vino a solicitarme una planta de aranto (Kalanchoe daigremontiana) y a conversar sobre tratamientos contra el cáncer, tocamos al pasar este asunto de que se podía superar el síndrome premenstrual severo descansando fundamentalmente en una adecuada alimentación. Ella ha sufrido molestias premenstruales de diferentes intensidades y su esposo le recordaba que la intensidad de estas molestias se podía asociar a los alimentos distintos ingeridos en el periodo previo; la profesión de él es la de Ingeniero Civil Químico. Menciono su profesión ya que puede haberle facilitado su planteamiento sobre alimentación e intensidad de las molestias, por sus conocimientos químicos. Asociamos en parte el daño que podría generar el consumo de carnes rojas.

Señalo nuevamente que un lavado vaginal con una infusión de hierbas daría base para plantear la hipótesis de que puede sanar el síndrome menstrual severo, basado en su posible capacidad para sanar infecciones del útero, generadoras de toxinas. Se reitera que ese tratamiento habría sanado úlceras y cáncer del útero; sobre ello ya he escrito.

 

Escriba un comentario

2 comentarios

  1. Hijas con problemas físicos todos
    Lo más preocupante es el caos mental ,la ansiedad la bajada de defensas etc etc.
    Una de ellas duerme como mínimo 5 días.
    Es una situación insostenible
    Que se puede hacer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos