Medicina natural, actualidad y economía

Polémicas palabras de la candidata presidencial de los partidos Socialista y PPD sobre la educación fiscal superior pagada para los hijos de padres de altos ingresos.

Molestia ha ocasionado en importantes sectores del estudiantado estas recientes declaraciones. Considero que su planteamiento está errado, que probablemente fue precipitado y quizás proveniente de malos o inmaduros asesores; personalmente he sido defensor de la educación del Estado gratuita para el que lo solicite y cubra las exigencias de ingreso.

A la universidad pública se debe tener acceso por méritos, vocación, aptitudes, potencialidad y preparación, con las consiguientes correcciones por deficiencias que puedan tener en su formación por condiciones adversas de los establecimientos educacionales, especialmente de la enseñanza secundaria. Hay experiencias correctivas relativamente simples, bastante positivas.

 Son muchas las razones que se pueden dar para esta educación gratuita:

El alumno que pretende llegar a la Universidad es ya un adulto, muchos ellos con algún grado de independencia de sus padres o con deseos de independizarse. Los padres pueden pretender que su hijo no siga una carrera universitaria por lo cual no van a estar dispuestos a financiar sus estudios, o condicionarán su financiamiento a las carreras que los padres prefieran y no la que desea su hijo.

Cómo se determina quiénes son esos tan pocos que dice la candidata que por ingresos deben pagar sus aranceles. Será en función de los impuestos que pagan o de las rentas que declaran. En Chile hay personas que poseen muchas propiedades DFL 2 cuyas rentas de arrendamiento no tributan ni se registran en sus declaraciones; otros reinvierten sus utilidades capitalizando y no apareciendo estos incrementos de patrimonio como ingresos tributables. Otros obtienen altos incrementos de sus patrimonios por la plusvalía de sus bienes raíces, tampoco tributable.

Por otra parte, cuál es el límite de ingresos entre pagar o no pagar: por un peso más o uno menos se deberá pagar o no pagar arancel. O se hará una escala para aranceles desde 0 hasta 100% de su monto total.

Habrá que hacer un ordenamiento decreciente de ingresos de las familias de hijos que postulen para dejar por ejemplo al 5% de los más altos ingresos para que paguen los aranceles; esos ingresos familiares se considerarán por persona que constituye la familia. O habrá una escala de arancel según la renta familiar como ya lo he señalado y con relación al número de hijos. Qué pasa con hijos de padres separados, se considerará la renta de ambos padres, cuando probablemente ellos hayan constituidos hogares diferentes.

Qué pasa si los padres son de altos niveles de ingresos, pero tienen algunos de ellos enfermedades de alto costo o deben ayudar a otros familiares y amigos. Muchos hogares pueden enfrentar fuertes deudas por distintos orígenes; los ingresos deberán castigarse por los montos de los servicios de sus deudas. Se necesitarán asistentes sociales e ingenieros comerciales para calificar la situación de cada alumno con relación a la condición económica de la familia.

Qué pasará si por un conflicto familiar el padre no quiera seguir financiando los aranceles de su hijo.

Se podrá descansar en una declaración jurada del padre sobre el monto de los ingresos que él obtiene. Así pagarán los honestos y los deshonestos se verán favorecidos. Quién podrá comprobar la veracidad de los valores declarados y cómo se sancionará a los que hagan declaraciones falsas. Se castigará al hijo con la eliminación de la Universidad..

El financiamiento de la gratuidad debe provenir de una profunda reforma tributaria; en lo inmediato podrá ser de la tributación progresiva de las rentas actuales y al futuro con los impuestos que paguen los nuevos profesionales.

 Le educación gratuita de los profesionales del pasado contribuyeron a desarrollar valores solidarios que tanto se echan de menos hoy. Cuántos médicos atendían gratuitamente a los pobres y cobraban altos aranceles a los ricos; recuerdo casi con nostalgia, como atendió un médico a mi esposa durante sus embarazos y sus partos. Me daba la sensación que cobraba de acuerdo a la impresión que él se formaba de la situación económica del hogar. Recuerdo que demoraba bastante en cobrar.

 Qué importante eran los médicos que se formaban gratuitamente y el Estado los contrataba como médicos generales de zona y después podía seguir su especialidad gratuitamente para una vez obtenida ésta, parte de su tiempo lo podía desarrollar en su consulta particular, otra parte era obligatoria en el Servicio Nacional de Salud. Qué distinto tiende a ser el médico de hoy que egresa con una alta deuda o una alta inversión y que lo obliga a un comportamiento más capitalista. Hoy aparece como noticia muy comentada el alejamiento de los especialistas de los servicio públicos para ir a las clínicas particulares o al ejercicio liberal de la profesión.

 Va a ser interesante oír los argumentos que den los estudiantes en la defensa de la educación pública gratuita, especialmente de la universitaria.

Tiendo a creer que nuestra ex presidenta cambiará de parecer con los antecedentes y argumentos que se den. Con este improvisado artículo, quiero contribuir a ello.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos