Medicina natural, actualidad y economía

Positiva iniciativa del Gobierno sobre nueva constitución, primer real esfuerzo desde que recuperamos la democracia

En breves y precisas palabras nuestra Presidenta informó sobre el tema hace algunos días por cadena radial. Tardía la iniciativa de la nueva democracia y también de este gobierno. Pero hay un dicho que viene al caso “Más vale tarde que nunca”

Ya ha aparecido la crítica al Gobierno porque su proposición se dirige a una nueva constitución y omite una modificación de la existente, lo que a mi parecer es una decisión desde ya importante. No puede dejar de recordarse cómo se gestó la de 1980, que es la base fundamental de la vigente y también como grandes personalidades del pasado se pronunciaban por la necesidad de una nueva constitución, muchos de ellos usando un mecanismo basado en una Asamblea Constituyente(AC).

Cabe destacar entre esas personalidades a ese gran estadista, al ex Presidente de la República, Eduardo Frei Montalva. Entre esas personalidades estaban militantes de los grandes partidos que lucharon por la democracia, entre los que cabe destacar a pertenecientes a la Democracia Cristiana, al Partido Socialista, al Partido Radical y el PPD (Partido por la Democracia) en que participaban distinguidas personalidades de la derecha democrática chilena, que tanta importancia tuvo en la antigua democracia.

Ya he comentado en artículos anteriores como personeros de la DC y del PS se han manifestado posteriormente y más recientemente en contra de la AC, entre los que debe destacarse nada menos que al demócrata cristiano Jorge Burgos, que hasta hoy es el ministro del Interior y ese gran político, ex senador, Camilo Escalona.

Interesante son las etapas que se han trazado para pretender alcanzar una nueva constitución, respetando la institucionalidad existente, en que cualquier pronunciamiento sobre la carta magna sólo se hace valido con una alta mayoría del Congreso Nacional. Sin duda que se parte con un hándicap en contra de cualquier cambio constitucional de una carta magna impuesta por una dictadura que establece como base un estilo de desarrollo extremadamente neoliberal-monetarista.

Parece lógico que una constitución que nazca de una auténtica democracia, sólo pueda ser modificada por una alta mayoría.

Los pasos hacia una nueva carta magna son:

1. Educación cívica y constitucional. Se extendería según publicación de El Mercurio, que posiblemente fue lo que realmente señaló la Presidenta, hasta marzo de 2015. Me extraña que esta actividad tenga un límite de tiempo, lo importante es el inicio.
2. Diálogos ciudadanos, a partir de marzo de 2016, para generar un texto que se titularía “Bases Ciudadanas para la Nueva Constitución” que se entregaría a la Presidenta en octubre de 2016. El proceso sería supervisado por un “Consejo Ciudadano de Observadores¨
3. Reforma de la Constitución. A fines del 2016 se mandaría al Congreso una reforma constitucional, que faculte al elegido en 2017 para decidir el mecanismo para cambiar la Constitución: lo que debería aprobarse por mayoría de los tres quintos (60%). Se señalan cuatro alternativas de procedimiento, que señalo más adelante, uno de ellos es la Asamblea Constituyente.
4. Proyecto de nueva Constitución. Se enviaría al Congreso el segundo semestre de 2017.
5. Plebiscito. Que se pronunciaría sobre lo propuesto por el Congreso. No se mencionan pronunciamiento del plebiscito sobre algunas alternativas en materias que en el proceso anterior no se obtuvo una amplia mayoría.

Alternativas de procedimientos. Son cuatro:

1. Comisión Bicameral de senadores y diputados
2. Comisión Constituyentes
3. Asamblea Constituyente
4. Facultar al Congreso para que llame a plebiscito para definir el procedimiento.

La proposición puede tener un interesante beneficio y es el que elector pueda votar por el parlamentario que se pronuncie por el procedimiento que uno prefiere.
Si hay mayoría de pensamiento en favor de una Asamblea Constituyente ello se reflejaría en que en el nuevo parlamento aparezca esa posición como mayoritaria.

Pasando a otro tema más específico relacionado en parte con lo anterior me refiero, me referiré a lo que hoy tuve la oportunidad de escuchar en el programa de Radio Cooperativa “El primer café”, en que estuvieron presentes el constitucionalista demócrata cristiano Jorge Correa Sutil y el socialista Camilo Escalona, además de un par más de participantes.

En primer lugar capté la molestia y aparente ofuscación de Correa Sutil por el fracaso político en la designación del nuevo Contralor, fracaso del Gobierno y en particular del Ministro del Interior.

La persona propuesta tenía el rechazo de algunos senadores de la Nueva Mayoría al parecer principalmente por su cercanía a la DC, pero esta proposición logró finalmente que todos los de Gobierno votaran por su nombramiento, lo que no consiguió por un voto la mayoría necesaria para su designación. Un par de senadores, especialmente Hernán Larraín y otro u otros se esperaba que votaran a favor, pero finalmente todos ellos se abstuvieron. El senador Larraín es nada menos que el Presidente de la UDI, que decidió políticamente no dar el apoyo. Posiblemente los otros también lo hicieron por esa razón.

Larraín reconoció los méritos del candidato y expuso su no fácil decisión de abstenerse. El participante en el programa radial de la Derecha hizo ver que desgraciadamente la designación se politizó ya que se presionó a varios senadores de la Nueva Mayoría a votar en contra de su propia decisión inicial. Entre las presiones que se ejercieron fue la del ministro del Interior que anunció su renuncia si no se aprobaba su propuesta.

Al parecer la renuncia no se materializará, porque logró que la totalidad de los senadores de la Nueva Mayoría se hiciera presente en la votación en forma favorable.

Sin duda que fue la Nueva Mayoría que politizó la elección, lo que para muchos justifica que la oposición haya votado en contra o abstenerse, lo que en la práctica significa rechazar el nombramiento.

Fue sin dudas lamentable el procedimiento sugerido por el ministro Burgos, ya que condujo a que se rechazara el nombre de una persona de méritos reconocidos por una amplia mayoría.

Correa Sutíl manifestó vehementemente su molestia por el rechazo de este candidato en forma de expresarse que me extrañó, pero lo que más me inquietó fue su posición contraria al proceso propuesto por el Gobierno de dar formación cívica al ciudadano, especialmente en torno a lo que significa para una nación su carta magna. Una de las razones que capté era que para él la constitución actual no debiera modificarse por el resultado positivo que había dado a nuestro desarrollo. Por lo que pude deducir que para él era conveniente mantener al ciudadano con la débil formación cívica que actualmente tiene y en particular sobre lo importante que debe ser para una nación el tener una auténtica constitución.
No puede dejar de recordarse como se eliminó la educación cívica formal en el estudiantado chileno.

Gratamente escuché las expresiones de Escalona en defensa de robustecer la formación cívica de nuestros ciudadanos.

Desgraciadamente en mi opinión toda esta gestión generó resultados negativos, ya que politizó un tan importante nombramiento, gestión que además fracasó y que adicionalmente significó perjudicar a un destacado profesional, que posiblemente merecía ser designado.

Al parecer el procedimiento para designar al nuevo fiscal nacional ha seguido otro camino, que posiblemente conduzca a un amplio apoyo en su designación, que requiere un alto quórum.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos