Medicina natural, actualidad y economía

Positiva proposición de generar un Servicio Nacional de Educación y una desmunicipalización de ella

Sorpresa ha causado el anuncio de la Presidente de la República sobre la creación del que se llamaría Servicio Nacional de Educación. La proposición está estrechamente relacionada con la desmunicipalización de la educación pública chilena constituida por las tradicionales escuelas públicas y los liceos fiscales.

Ambas proposiciones me parecen altamente plausibles.

Esta iniciativa me trae recuerdos de la creación del Servicio Nacional de Salud que tanto aportó al país en la superación de graves problemas que afectaban en esa época al país. Fueron notables su resultados especialmente frentes a la desnutrición infantil como también a la alta mortalidad durante el primer año de vida. Reforzó fuertemente la salud preventiva. Destacados médicos fueron sus directores.

Muchos estamos convencidos de lo perverso que fue para la educación pública nacional la municipalización de la educación; con ella se agudizaron las desigualdades tanto por estratos de ingresos como geográficamente. Las comunas más ricas han tenido los mejores establecimientos con el mejor profesorado y éste ha recibido en términos comparativos mejores rentas. El daño no sólo se le hizo a los educandos sino que también al profesorado.

Tres grandes pilares nacionales tuvo Chile en su desarrollo socioeconómico, tres grandes sistemas. Los de educación, de salud y el Cuerpo de Carabineros.  El Gobierno Militar alteró profundamente a los dos primeros con la municipalización y en especial al de educación. Tuvo algunos intentos para debilitar al Cuerpo de Carabineros relacionados especialmente con la municipalización; pero ello fue rápidamente neutralizado posiblemente por la posición de la Fuerzas Armadas y de Carabineros.

Extraña que la Concertación en sus cuatro anteriores gobiernos nada haya actuado en la desmunicipalización de la educación y la salud. Podría ser un interesante tema de investigación social y política el pretender conocer las causales de esa pasividad.

En mi opinión no ha habido un completo análisis evaluativo de estas municipalizaciones, que abarque los diferentes aspectos sobre los cuales ese proceso tuvo sus efectos.

Conclusiones que se ven claras es la sensible reducción de la presencia cuantitativa de la educación pública y su pérdida de eficacia. Ha contribuido a grandes desigualdades entre las comunas ricas, especialmente las que han tenido buena gestión edilicia, y las comunas pobres independiente de la calidad de la gestión municipal.

Ha agravada la municipalización de la educación escolar el que los recursos se entregan por cantidad de alumnos y por porcentaje de asistencia. Este sistema de cálculo de los aportes gubernamentales va forzando a los municipios a medida que se trasladan alumnos a otros establecimientos como las escuelas subvencionadas, a cerrar establecimientos y a generar fusiones. La reacción a estos cierres los hemos conocido; no sólo se rompen relaciones entre alumnos, apoderados y profesores, sino que también, es muy probable, que muchos de los alumnos del establecimiento que se cierra, queden a mayor distancia del nuevo establecimiento al que tienen que integrarse. Con esto se altera una racional localización de los establecimientos.

También es grave al darse la circunstancias de que en sectores de menores ingresos los porcentajes de asistencia por diferentes razones tienden a ser menores. El tema debiera abordarse totalmente distinto, en sectores de pobreza es donde se debieran tener los mejores establecimientos tanto en infraestrutura como en recursos humanos; allí deberían ser por ejemplo los cursos de menores alumnos.

Muy importante será la generación de este sistema nacional, que es de esperar establezca que el profesorado sea empleado público del Estado y pueda desarrollarse una verdadera carrera funcionaria que permita el ascenso a los más capaces y esforzados y estimule la iniciativa de perfeccionamiento. Que la carrera la pueda hacer el profesor en todo el territorio nacional y no sólo dentro de los límites de una comuna.

En mi opinión poco ha sido considerado que las deficiencias de la educación chilena están en importante grado asociadas al mal trato que se le ha dado al profesorado desde el Gobierno Militar hasta nuestros días.

Se ha perdido en cierto grado respeto al maestro de parte de padres y apoderados, como también de alumnos.

Ya se observan reacciones contra la creación de este servicio nacional por parte de algunos alcaldes de comunas con más recursos y en donde se han obtenido resultados positivos. Es comprensible que así sea; el alcalde y el municipio no quiere perder poder. Pero se ha sabido que muchos alcaldes han querido desligarse de estas responsabilidades entre otras razones porque los aportes que le llegan del gobierno central son insuficientes y deben destinar de sus estrechos recursos financieros municipales a la labor educativa.

Ojalá esta iniciativa sea abordada con altura de mira.

_________________

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos