Medicina natural, actualidad y economía

Programa UC Saludable comenta mi artículo inicial sobre el alpiste y aclaro contenido sobre proteína del alpiste y de la carne

Buscando en Google lo que yo he escrito en mi página web www.rochade.cl sobre el alpiste en mayo del 2009, para recomendar cómo llegar más fácilmente a ese artículo que ha ocasionado una serie de consultas, respuestas y otros aporte que en conjunto superan las 650, me he encontrado con un interesante artículo publicado por el Programa UC Saludable en que en parte se comenta mi artículo inicial. Además se incluyen en esa publicación otros valiosos temas relacionados con efectos no deseados.

Un tema que no se incluye es la relación que podría tener con el cáncer de esófago o garganta, sobre lo cual hago una breve referencia al final.

El artículo se llama “Alpiste para todos”.

Me ha preocupado que yo aparezca en ese artículo como respaldando esta afirmación: Con ello las comparaciones no se hacen esperar, diciendo que “un vaso de leche enzimática de alpiste tiene más proteína que dos o tres kilos de carne, pero con aminoácidos estables”, lo que quiere decir que “viajan de una manera segura e indiscutible hasta nuestro organismo”.

Justamente, esta afirmación la he cuestionado. Hice cálculos simples del contenido de proteína del alpiste y de la carne y se deduce claramente que esa afirmación es ampliamente errada. Son exageraciones que dañan la confianza en estas publicaciones.

El valor del alpiste no está en la cantidad de proteína que contiene; en parte lo está en la calidad de ella y principalmente en las enzimas que aporta.

Si bien es cierto en mi artículo aparece esa información, pero lo está dentro de una copia de una publicación que me llegó y que transcribí textualmente, pero en ningún momento la respaldo. En respuestas posteriores traté ese tema.

Quisiera destacar nuevamente su importancia que tendría este cereal en la lucha exitosa en contra de la esclerosis múltiple. Sobre ese tema he contribuido a facilitar contacto de muchas personas afectadas por este mal para recibir los consejos de una enferma que se sanó con un tratamiento integral con la presencia del alpiste; esta persona, hasta cuando tuve información, había logrado sanar a ocho personas. Es probable que esta cifra haya aumentado.

Presento a continuación textualmente el artículo del Programa UC Saludable, precisando su fuente.

 

Alimentación Saludable

Alpiste para todos

 Programa UC Saludable

Ref http://www.puntovital.cl/nutricion.htm

Cada día nos preocupamos más por consumir nuevos alimentos, que tiene relación con optar por una buena nutrición y lo más natural posible. Aunque resulta un poco difícil de creer, el alpiste podría ayudarnos a mejorar nuestra salud según nos cuenta el artículo que a continuación seleccionamos.

Existen muchos alimentos de los cuales aún desconocemos todos sus beneficios y aplicaciones, y a pesar de acompañar durante muchísimos años al planeta, aún nos sorprendemos al momento de apreciarlos nuevamente, incluso como una moda que puede aportar mucho a nuestra salud en forma natural.

Uno de esos alimentos es el alpiste, “planta gramínea de la familia de las Poaceae, herbácea. Es originaria del Mediterráneo, pero se cultiva comercialmente en varias partes del mundo para usar la semilla en la alimentación de pájaros domésticos. El alpiste es una de las semillas más poderosas sobre la tierra”.

Así lo plantea el ingeniero agrónomo de la Universidad de Chile, Rolando Chateauneuf, quien afirma que este alimento ha surtido efecto en muchas personas quienes lo consumen de diversas maneras y para lograr diferentes objetivos. Algunos de ellos, la regulación del peso y el tratamiento complementario en la Esclerosis Múltiple.

“La leche de alpiste es muy buena”, comenta el profesional quien menciona que “posee una proteína de muy buena calidad, incluso comparable con la leche y el huevo. No por nada es un alimento exclusivo de muchos pájaros”, comenta.

Este alimento se ha utilizado en estudios realizados por la Universidad Autónoma de México, donde se ha podido comprobar su buen funcionamiento en tratamientos de enfermedades como la diabetes, problemas como el colesterol alto y en la mejora del organismo en general. También se utiliza en tratamientos para adelgazar. Esta última cualidad sería que contribuye en el proceso de la saciedad – tal como lo hacen otros productos como la proteína de soya – disminuyendo así la ansiedad por comer.

El alpiste es una planta de la cual se utilizan en su mayoría las semillas. Por cada 100 gramos de este alimento se pueden encontrar 212 calorías, 13 gr. de proteínas, 5,2 gr. de grasas, 50 mg. de calcio, 55,8 gr. de carbohidratos y 300 mg. de fósforo.

El poder de las enzimas

Rolando Chateauneuf apoya sus aseveraciones con respecto a los beneficios alimenticios del alpiste mencionando que existen investigaciones que avalan lo anteriormente señalado y donde además se indica que “la recarga enzimática es inmensa, lo mismo su contenido proteico”. Con ello las comparaciones no se hacen

esperar, diciendo que “un vaso de leche enzimática de alpiste tiene más proteína que dos o tres kilos de carne, pero con aminoácidos estables”, lo que quiere decir que “viajan de una manera segura e indiscutible hasta nuestro organismo”.


¿Y para qué sirven estas enzimas? Al respecto, manifiesta que poseen la virtud de “desinflamar nuestros órganos, particularmente el hígado, los riñones y el páncreas”.

Esto, permitiría al alpiste convertirse en un buen “regenerador pancreático”, lo que podría ser una muy buena solución a la diabetes; un beneficioso colaborador del hígado, ayudando en especial a quienes padecen de cirrosis y una buena fuente de recarga de enzimas para los riñones, “favoreciendo una buena diuresis que elimine el exceso de líquidos”, convirtiéndolo en un buen enemigo de la hipertensión.

En cuanto a la forma de consumirlo se deben “lavar muy bien estas semillas y luego dejar remojando durante toda la noche unas cinco cucharadas. Al día siguiente se echan en la licuadora con poca cantidad de agua, lo que entrega como resultado una leche, la que debe consumirse en un vaso una vez en la mañana y otra en la noche”, indica el agrónomo.

Otras formas de consumir el alpiste son a través de la elaboración de pan y de una suerte de harina con agua, muy común – en palabras de Chateauneuf – en algunas localidades de México, donde se consume tal como si fuera una bebida. “Allá esta mezcla se llama atole”, cuenta.

Estudios no preliminares

A pesar de los innumerables beneficios que traería al organismo el consumo de alpiste y de las investigaciones que se han hecho en algunos centros de estudio, hay quienes mencionan que este producto también tendría efectos no deseados en la salud de las personas.

A pesar de no contar con fuentes que respalden estas aseveraciones, hay quienes mencionan que el alpiste no tendría (como se plantea) tal cantidad de ácidos eicosapentaeonico, componente principal de los ácidos Omega 3 y por lo tanto su aporte en ese sentido no sería tan grande como el que se menciona.

Otra crítica que se hace de este cereal es el de no ayudar en casos de inflamación. Al contrario, se afirma que un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition dice que este alimento no sería eficaz en enfermedades inflamatorias, se establece que quizás podría ser un agente que propicie tales inflamaciones.

Frente a estas aseveraciones, Rolando Chateauneuf dice que la mayoría de las investigaciones, estudios y comentarios que se hacen con respecto a este alimento parecen ser muy nuevas y que por lo tanto, “es conveniente reunir más antecedentes sobre lo que se ha investigado objetivamente”, tal es el caso de la universidad mexicana citada anteriormente.

“Debe tenerse presente que el alpiste, al ser un cereal, en general no tiene efectos negativos en su consumo”, tal como lo podrían ser alimentos de otro tipo. “Las recomendaciones de alpiste que se hacen son por volúmenes bastante reducidos, por lo cual no parece fácil que puedan tener resultados adversos importantes”, explica el ingeniero quien además sentencia que con este producto definitivamente se diversifica la dieta en forma natural, algo que a muchos les hace falta en la actualidad.

___________________________________________________________

Un tema que no se aborda es la relación que se habría planteado entre el consumo del alpiste corriente y la generación de cáncer de esófago y garganta, como consecuencia de que este tipo de alpiste tendría unas vellosidades de sílice que lo generarían. Se da la información que se habría logrado una variedad carente de esa vellosidad, la que se recomienda que sustituya a la tradicional. He revisado este tema y lo he consultado con médicos y las opiniones recogidas hasta ahora son que esas vellosidad no serían causas de cáncer. Incluso he leído antecedentes en cuanto a que el organismo humano con el exceso de consumo de cereales refinadas, puede llegar a tener déficit de sílice, al ser así, esas vellosidades podrían tener efectos favorables. El tema de todas maneras lo he mantenido en consulta.

Termino manifestando que sería interesante poder revisar esos ya 663 agregados entre consultas, respuestas y otras valiosas aportaciones. Desgraciadamente no dispongo de tiempo para ello, frente a otras prioridades. Ojalá alguien pueda hacerlo.

Escriba un comentario

5 comentarios

  1. Estimado Profesor,
    Soy paciente oncologica, tengo un tumor muy grande en una mama aún luego de haber hecho quimioterapia con Adriamicina, metástasis en el cuello a pesar de que las tomografías no leen estos ganglios. Por casualidad y buscando en la Web me enteré de este tratamiento contra el cáncer. Al principio empecé a preparar la receta con Aloe Vera Saponaria, que es una planta común en la República Argentina, país en el que vivo, hasta que me enteré de que la receta de la que habla Fray Romano debe estar elaborada con Aloe Arborescens. Le agradecería me instruyera sobre cómo tomar el preparado. Si hay que estar en ayunas, o dejar pasar tiempo antes o después de comer. A la vez también he seguido los consejos sobre el uso del bicarbonato de sodio mezclado con miel. Tambien le agradecería me diera su parecer respecto de si es conveniente el uso de ambas preparaciones. El bicarbonato alcaliniza el medio acido que hace que enfermedades como el cáncer prosperen, un médico, paciente oncológico él mismo, asegura haberse curado con bicarbonato de sodio. Por otra parte ya me contacte con quienes crían y venden Aloe Arborescens y según tengo entendido, la toma sería de dos cucharadas grandes tres veces por día, durante diez días, luego de lo cual habría que descansar siete días y volver a repetir el procedimiento. Le agradeceré una respuesta y que Dios lo bendiga.

  2. 11 de mayo de 2012

    Adriana

    Es preferible usar en mi opinión la aloe vera(arborescens) aunque las otras especies del género aloe servirían también. Yo no soy ninguna autoridad en estas materias, solo trasmito conocimientos y experiencias. En mi opinión se pueden hacer los dos tratamientos. El del bicarbonato actuaría sobre la base del tumos, ya que ahí estaría el medio ácido apoyando su desarrollo y permanencia. El aloe actuaría sobre la sangre por acción del germanio orgánico que contiene. Eses efecto hace que la sangre actúe sobre las células malignas transformándolas en sanas. Por lo tanto podrían tener efectos complementarios. Sobre las dosis a tomar por favor véalas en mi página web https://www.rochade.cl. Además le aconsejo que revise mis artículos que tengo escrito en mi pág. Sobre cáncer. Para ello al abrir la página descienda por ella leyendo a su derecha hasta llegar a categorías y seguir hasta cáncer. Pinche ahí y aparecen los artículos, son muchos pero conviene leerlos todos con calma. También en Google puede buscar “Aloe vera, Chateauneuf” y llega más fácilmente al artículo. Es conveniente al ingerir la mezcla de aloe con miel y el destilado alcohólico hacerlo por sorbos dejando bajo la lengua la mezcla por un medio minuto. Atentamente. Rolando

  3. Señor:
    He tratado de comunicarme via mail, pero creo que no llegan, tb. hace un rato intente hacerlo de esta forma, pero creo que tampoco me resulto, quiero saber si en realidad aqui hay alpiste denominado CDCMARIA, sin fibra silica, bueno ahora he leido mas sobre sus comentarios y me dejan mas tranquila, puedo usar el mismo alpista que se les da a los pajaritos.

    LUCIA DE CHILE

  4. 6 de mayo de 2013
    Estimada Lucía: Le contesté recien otro mensaje suyo. Le reitero que no sé si se vende en Chile ese alpiste sin sílice o sílica. Yo sugiero que se use el alpiste de los pajaritos; yo personalmente lo he usado. He hecho consultas a médicos y las respuesta que he recibido que esas fibrillas de sílice es muy probale que no generen cáncer el garganta o esófago. Me extraña que por mail no se pueda comunicar. Mi correo es el
    . A lo mejor al copiarlo de mi página web no resulta por el tema de que se presenta con espacios. Atentamente. Rolando

  5. 6 de mayo de 2013
    Estimada Lucía: Le contesté recien otro mensaje suyo. Le reitero que no sé si se vende en Chile ese alpiste sin sílice o sílica. Yo sugiero que se use el alpiste de los pajaritos; yo personalmente lo he usado. He hecho consultas a médicos y las respuesta que he recibido que esas fibrillas de sílice es muy probale que no generen cáncer el garganta o esófago. Me extraña que por mail no se pueda comunicar. Mi correo es el
    . A lo mejor al copiarlo de mi página web no resulta por el tema de que se presenta con espacios. Atentamente. Rolando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos