Propiedades del manzano: alimentarias y medicinales. Fruta, infusiones de flores y hojas y el vinagre

El fruto del manzano, la manzana, es excelente. Se le ha considerado la fruta por excelencia; es el único fruto que se puede comer con cualquier tipo de alimento y a cualquier hora del día, sin producir incompatibilidades alimentarias; es bien tolerada por la mayoría de personas. Se le puede consumir fresca, cocida y asada, como también desecada. Se obtienen una serie de derivados de ella tales como la sidra y el vinagre que además de tener cualidades alimentarias las tienen medicinales.

Es destacable sus características antioxidantes. Muy importante es su contenido de pectina.

Se utiliza preferentemente la fruta, pero también las flores y las hojas.

En sus cualidades medicinales se destaca: antiinflamatoria del aparato digestivo, antiácida, antidiarreica y laxante, diurética y depurativa, contra la gota, anticatarral, y anticolesterol, hipotensora, sedante, febrífuga, anticancerígena, enfermedad de Meniere.

En uso externo: quemaduras y quemaduras solares, flaccidez, mascarillas para cutis.

Más adelante se dan antecedentes sobre sus cualidades alimentarias y nutricionales como también de las medicinales. Además se hace referencia especial al vinagre que actúa contra dolores musculares y la rosácea entre otros efectos positivos.

A continuación se dan más antecedentes de sus amplias cualidades de la fruta, de otras partes del árbol y del vinagre de manzanas.

Se tiene una amplia gama de variedades por las características de su fruta, diferenciadas por color, sabor, forma, tamaño, cualidades de conservación, etc.

Cualidades nutricionales

En su composición nutricional no hay nutrientes que se destaquen especialmente; se le puede considerar un alimento muy equilibrado que le da muy favorables propiedades dietoterápicas.

Hoy se sabe con certeza de la existencia y la función de algunos de los componentes de esta fruta que le confieren su carácter antioxidante y la doble particularidad de actuar como alimento astringente o laxante según cómo sea consumida. Su sabor dulce se debe a que posee buena cantidad de fructosa, azúcar cuya principal característica es que se asimila con lentitud en el organismo y ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre. Su contenido de fibra y cascarilla provocan sensación de saciedad y además combaten el estreñimiento, por lo cual es que se le recomienda incluirla en dietas para bajar de peso.

Propiedades antioxidantes

Las propiedades antioxidantes de la manzana se deben a los elementos fitoquímicos que contiene, más abundantes en la cáscara, en concreto, polifenoles (quercitina, flavonoides); por ello es conveniente consumirla sin pelarla; el temor que existe es la presencia en la cáscara de residuos de pesticidas.

Los antioxidantes neutralizan los radicales libres, reduciendo o incluso evitando parte de los daños que estos provocan en el organismo. Los radicales libres aumentan las peligrosas acciones del colesterol LDL, que puede dar lugar a la formación de aterosclerosis, al acumularse en los vasos sanguíneos; pueden producir una alteración genética y dañar proteínas y grasas corporales, reduciendo la funcionalidad de las células y contribuyendo a aumentar el riesgo de cáncer. Por tanto, dada su composición en sustancias antioxidantes, las manzanas están especialmente recomendadas en dietas de prevención de riesgo cardiovascular, enfermedades degenerativas y cáncer.

Fruta diurética

Su contenido moderado de potasio de las manzanas las convierte en una fruta diurética, recomendada en el tratamiento dietético de diversas enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial u otras enfermedades asociadas a retención de líquidos. No obstante, el aporte de este mineral está restringido en caso de insuficiencia renal por lo que el consumo de manzanas en estos casos se ha de tener en cuenta.

Acción reguladora intestinal. Pectina

Quizás su propiedad más conocida sea su acción reguladora intestinal. Si se le consume cruda y con cáscara es útil para tratar el estreñimiento, ya que se aprovecha la fibra insoluble presente en la cubierta, que estimula la actividad intestinal. Igualmente, es una fruta muy rica en pectina, fibra soluble. Solamente una quinta parte de la pectina de la manzana se encuentra en la cáscara, el resto en la pulpa, por lo que al pelarla se pierde una pequeña cantidad.

Una gran virtud de la manzana está en su alto contenido de pectina, fibra soluble de gran cantidad de cualidades positivas; la primera es que ayuda a que el organismo reduzca los niveles de colesterol en la sangre.

Estudios realizados en varias países europeos, como Francia, Italia e Irlanda, concluyen que consumir dos manzanas al día puede reducir hasta en 10% el nivel de colesterol.

La pectina tiene la particularidad de retener agua, y se le atribuyen efectos benéficos en caso de diarrea ya que hace más lento el tránsito intestinal.

Su consumo motiva la secreción de enzimas que sirven para digerir grasas; pero ello no significa que pueda contribuir a eliminar las grasas acumuladas en el organismo como lo hacen otros alimentos, entre estos el alpiste consumido como leche, por su contenido de lipasa.

Otra ventaja de la pectina es que protege al organismo contra los efectos de la contaminación ambiental, debido a que favorece la eliminación de metales nocivos como plomo, mercurio y cesio, así como otras sustancias tóxicas presentes en los aires contaminados de las grandes ciudades.

Importancia de su contenido de taninos. Después del membrillo, es una de las frutas más ricas en taninos, sustancias con propiedades astringentes y antiinflamatorias. Algunas de las acciones de los taninos son limpiar, secar y desinflamar la mucosa intestinal en el tratamiento de la diarrea.

Los taninos se reconocen rápidamente por la sensación áspera que producen al paladar. Éstos se hacen más presentes cuando se deja oscurecer la pulpa rallada de una manzana pelada. Por lo anterior se puede decir que la manzana cruda sin pelar es laxante, por lo tanto efectiva para tratar el estreñimiento, y si se la consume pelada, rallada y dejada oscurecer tiene el efecto astringente favorable al control de la diarrea por pasar a ser astringente.

El ácido oxálico que contiene la manzana puede formar sales con ciertos elementos como el calcio y formar oxalato cálcico, lo que puede generar cálculos renales en los propensos a ellos. Al cocinar la manzana pierde gran parte de este ácido.

Los médicos europeos de la Edad Media ya destacaban los positivos efectos de la manzana para tratar gota e insomnio; los taninos, junto con los minerales que posee, son excelente remedio contra el ácido úrico, y el bromo que contiene permite un sueño tranquilo y reparador.

Propiedades nutritivas

Desde el punto de vista nutritivo la manzana es una de las frutas más completas y enriquecedoras en la dieta. Un 85% de su composición es agua, por lo que resulta muy refrescante e hidratante.

Los azúcares, la mayor parte fructosa (azúcar de la fruta) y en menor proporción, glucosa y sacarosa, de rápida asimilación en el organismo, son los nutrientes más abundantes después del agua. Es fuente limitad de vitamina E y su aporta de vitamina C es escaso. Como ya se ha señalado, es rica en fibra, por ello mejora el tránsito intestinal-

Sobresale por su contenido de potasio, que es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. Además contribuye a reducir el sodio, generador de hipertensión.

Debe tenerse presente que la vitamina E posee acción antioxidante, interviene en la estabilidad de las células sanguíneas como los glóbulos rojos y en la fertilidad.

Las destacadas propiedades dietéticas que se le atribuyen a esta fruta se deben en gran medida a los elementos fitoquímicos que contiene.

Los principales valores nutricionales de la manzana son los siguientes por cada 100g:

  • Agua 84 g.
  • Calorías 59 kcal.
  • Carbohidratos 15 g.
  • Proteínas 0.19 g.
  • Fibras 2.7 g.
  • Lípidos 0,4 g.
  • Potasio 115 mg.
  • Calcio 7 mg.
  • Fósforo 7 mg.
  • Magnesio 5 mg.
  • Azufre 5 mg.
  • Hierro 0,18 mg.
  • Vitamina B3 (Niacina) 0, 17 mg.
  • Vitamina A 53 U.I.
  • Vitamina E 0,4 mg.

Componentes activos

Los principales componentes son:

Pectina: Actúa como una fibra soluble. Ayuda en la disolución del colesterol y actúa contra la diabetes.

Aminoácidos que contiene y sus positivos efectos: Cisteina (componente de los tejidos, elimina las toxinas del hígado); glicina (antiácido natural y responsable del sistema inmunitario ); arginina (muy necesaria para el crecimiento muscular y la reparación de los tejidos, responsable junto a la glicina del sistema inmunitario); histidina (vasodilatador y estimulador del jugo gástrico, combate la anemia, la artritis y es muy útil para las úlceras); isoleucina (necesaria para un crecimiento adecuado y para el equilibrio del nitrógeno), lisina (interviene en la producción de anticuerpos, la construcción de los tejidos y la absorción del calcio); serina (ayuda a fortalecer el sistema inmunitario); valina (favorece el crecimiento infantil y interviene en el equilibrio del nitrógeno); metionina (necesaria para la producción de la cisteína, ayuda a combatir el colesterol).

Ácidos: glutamínico (antiulceroso, tónico, incrementa la capacidad mental), linoleico (vitamina F ), málico, oleico, palmítico y cafeico

Azúcares: fructosa, glucosa y sacarosa.

– Catequinas

– Quercetina

– Sorbitol: Ayuda en los problemas de intestinos.

– Fibra soluble.

– Calcio, hierro, magnesio, nitrógeno, fósforo, potasio…

 

Toxicidad:
La manzana carece de toxicidad; el exceso de consumo de sus semillas podría tener efectos tóxicos por el contenido de cianuros en ellas, aunque ese cianuro tendría a su vez efectos positivos contra el cáncer. Como ya ha sido señalado, el ácido oxálico que contiene puede formar sales con ciertos elementos como el calcio y formar oxalato cálcico, lo que puede generar cálculos renales en los propensos a ellos. Al cocinar la manzana pierde gran parte de este ácido.

Propiedades medicinales del Manzano

Uso interno

Se utiliza preferentemente la fruta, pero también las flores y las hojas.

Antiinflamatoria del aparato digestivo: En casos de inflamación del estomago, intestinos o de las vías urinarias.(Decocción de unos pedazos de manzana durante 15 minutos en 1 litro de agua. Tomar tres vasos al día)

Antiácida: Su contenido en pectinas, así como la influencia de la glicina, que es un antiácido natural la hacen muy adecuada para en casos de acidez estomacal y en la prevención y tratamiento de las flatulencias. Al comer unos trozos de manzana se tendrá un gran alivio, por lo cual su ingesta continuada se convierte en un buen sustituto de otros antiácidos químicos. Por esta propiedad, protegen al estómago y ayudan a neutralizar los efectos estomacales desagradables de la intoxicación alimentaria.

Antidiarreica y laxante suave: Su alto contenido en pectinas la convierte en un buen regulador del funcionamiento intestinal, de manera que se constituye en un laxante suave en casos de estreñimiento, especialmente cuando se come a primeras horas de la mañana. Al mismo tiempo el valor absorbente de las pectinas la hacen ideal en casos de colitis, diarrea, gastroenteritis y en todos aquellos casos en que se manifieste una defecación demasiado abundante y blanda.

Diurético y depurativa: Favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuada en casos de sobrepeso y de obesidad, y además de enfermedades reumáticas. Por su contenido en cistina y arginina, así como el ácido málico, resulta muy adecuada para eliminar las toxinas que se almacenan en el cuerpo y que, además de combatir o impedir las enfermedades anteriormente citadas, son muy adecuadas en afecciones como ácido úrico, gota, y el tratamiento de enfermedades relacionadas con los riñones, como los cálculos o la insuficiencia renal.

Anticatarral: En caso de bronquios o de tos, así como cuando se tiene el pecho congestionado; es muy adecuada la infusión de flores de este árbol (Infusión de 15 gr. de flores secas por litro de agua. Tomar tres vasos al día)

Anticolesterol; La metionina, su alto contenido en fósforo y su riqueza en fibra soluble aportan al control del colesterol.

Hipotensora: El valor vasolilatador de la histidina la convierten en un buen aliado para rebajar la presión sanguínea en casos de hipertensión. Se recomienda una infusión de una cucharadita de flores y hojas secas por vaso de agua. Dejar reposar 10 minutos y tomar dos vasos al día.

Sedante: Por su contenido en fósforo, resulta un alimento con valores sedantes, muy adecuado para tomarlo antes de irse a dormir, con lo cual ayuda a dormir mejor.

Febrígugo: Para rebajar la fiebre. (Decocción de 60 gr. de flores y hjas secas por litro de agua durante 15 minutos. Colar y tomar 2 vasos al día)

Antitabaco: Una dieta a base sólo de manzanas durante todo un día ayudaría a dejar el hábito de fumar.
Anticancerígena: Por su contenido en catequinas y quercetina, dos fitoquímicos que protegen contra la acción de los radicales libres y tienen propiedades anticancerígenas muy potentes.

Enfermedad de Ménière: Las curas de vinagre de manzana con agua ayudan a mejorar esta enfermedad.

Uso externo

Quemaduras o quemaduras solares: Un remedio tradicional para el tratamiento de las quemaduras consiste en aplicar pulpa de manzana en forma de cataplasma sobre la quemadura. Cambiar cada cuarto de hora.

Flaccidez: Se utiliza para realizar masajes de las zonas fláccidas y mejorar el aspecto de la piel (Mezclar medio vaso de zumo de manzana con medio vaso de zumo de melón. Masajear las partes poco firmes de la cara como la barbilla, el cuello o los párpados).

Cuidado del cutis: La pulpa de manzana por sus propiedades astringentes se utiliza como ingrediente en cosmética para elaborar mascarillas para el tratamiento de la piel seca, con las finalidades de eliminar impurezas y reafirmar la piel.

Propiedades medicinales del vinagre de manzana

Un derivado importante de la manzana es el vinagre, que se obtiene mediante la fermentación de la sidra; es un buen reemplazante del vinagre de vino; por su sabor fuerte y sus propiedades nutricionales son mejores que las de otros productos similares obtenidos, por ejemplo el vinagre del vino. Se señala en la bibliografía que todos los vinagres son útiles para el organismo ya que sus minerales y elementos residuales son eficaces desintoxicantes que purifican la sangre; asimismo, contribuye a devolver sales perdidas al aparato digestivo y colabora en la destrucción de bacterias, hongos y parásitos.

Dolor muscular y calambres: Para relajar los músculos cansados después de un esfuerzo físico, evitando los dolores y calambres se puede aplicar una loción sobre la zona dolorida con vinagre de manzana.

Hongos de los pies: El vinagre de sidra puede utilizarse para eliminar los hongos de los pies, evitando la sensación de ardor que muchas veces la acompaña (Colocar los pies en una vasija o lavatorio con agua tibia en donde se haya diluido del orden de un medio litro de este vinagre. Enjuagar con agua fría y secar bien).

Fortalecimiento de las uñas: Los baños de uñas en vinagre de manzana ayudan a fortalecer las uñas y evitar que se rompan.

Intolerancia de ciertos alimentos y alergias: También puede resultar eficaz para disminuir la intolerancia hacia ciertos alimentos, evitando las alergias alimentarias o la urticaria (Tomar un par de cucharadas en un vaso de agua endulzado con miel) o para detener la producción de mucosidades en la fiebre del heno. (4 cucharadas por vaso, 3 veces al día, durante 3 ó 4 días. Luego ir reduciendo a cero poco a poco).

Salud del oído: El vinagre de manzana tiene propiedades muy beneficiosas para la salud del oído. Es rico en potasio cuya deficiencia, junto a la de magnesio, zinc y manganeso puede producir sordera. Además hidrata y regenera las mucosas por lo que puede ayudar a combatir los problemas del oído interno debidos a excesiva sequedad. (Cucharadita de vinagre de manzana, mezclado con una cucharada de miel por vaso de agua. Tomar tres vasos diarios durante las tres comidas principales. En caso de notar acidez estomacal rebajar la dosis).

Mal olor de las axilas: El vinagre de sidra de manzana puede constituir un buen desodorante para eliminar el olor desagradable que produce el sudor de las axilas. (Mojar una gasa con este vinagre y aplicar a las axilas. A diferencia de los desodorantes industriales, no produce irritaciones en la piel).

Rosácea: Limpiar bien la cara antes de irse a dormir con una cucharada de vinagre de manzana diluido en un vaso de agua.

____________________

¿Algo que decir? comparta con nosotros un mensaje:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aún no hay comentarios para este artículo.