Medicina natural, actualidad y economía

Sigue desprestigiándose la política partidista. Parece primar “el fin justifica los medios”

 

El caso de la Intendenta de Concepción, Chile, Jacqueline Van Rysselberghe, lo considero un tema digno de analizarse por su significado especialmente ético, por las reacciones diferentes que ha motivado y por sus posibles graves repercusiones.

No acostumbro a abordar en mi página temas relacionados con políticas partidistas, pero ahora he creído necesario tratarlos especialmente por sus implicancias éticas y por el significado que puede tener para el país. Me siento con una obligación de hacerlo.

El fin justifica los medios aparece como características de las actuaciones de varios políticos involucrados, que muchas veces pasan a justificar actuaciones, a lo menos en lo ético, criticables.

Sin pretender profundizar en el tema de la intervención misma de la intendenta, cabe recordar sus expresiones en cuanto había mentido o falseado información para engañar al ministerio de la Vivienda y de alguna manera, culpar indirectamente a ese ministerio de aprobar cosas irregulares o ilegales, significando una malversación de fondos. Sus gestiones presentadas por ella como exitosas, permitía destinar fondos asignados legalmente para otros beneficiarios a quienes no tenían méritos para recibirlos. Además dio una especie de clase de cómo actuar para engañar, actitud que busca aparentemente ser apreciada por la concurrencia por su capacidad de jugarse a favor de quienes, si bien teniendo problemas reales, no tenían legalmente accesos a esos recursos. Reflejaba en cierto modo la forma de muchos chilenos de usar entre la picardía, la mentira y el engaño, beneficios electorales personales o a favor de personas especialmente relacionadas con ella.

Dio a entender que ella había logrado engañar o coludir a otras reparticiones de Gobierno para consumar un delito, especialmente involucrar al ministerio de la Vivienda.

En torno a todo esto queda muy claro un profundo conflicto entre los dos grandes partidos de la Alianza, donde han jugado un papel muy importante el Presidente de la República – más relacionado con Renovación Nacional(RN) – y la ex alcaldesa de Concepción y hoy intendenta de la región del Bíobío, perteneciente a la Unión Demócrata Independiente(UDI). El conflicto ha comprometido a ambos partidos y también al Presidente de la República. Presidente e intendenta, seres de personalidades y valores muy especiales.

Personas claves han sido la ministra Evelyn Matthei, el diputado Hasbún junto a los senadores Novoa y Coloma y el Presidente de RN hoy senador designado, Carlos Larraín. Muy complicadas han quedado las posiciones del ministro del Interior perteneciente a RN y el mismo Presidente de la República.

Da la impresión que el gran perdedor inmediato ha sido RN. La UDI se ha jugado entera por su intendenta, defensa que en mi opinión puede desprestigiarla especialmente a futuro.

El Gobierno en su conjunto, en mi opinión, ha sido perjudicado en su imagen. Esto se ha agravado con sus fuertes presiones finales para que una acusación constitucional pase a depender de órdenes de partido y de amenazas a los parlamentarios hasta como la de afirmar que si se vota en contra, se destruye la Alianza. Impresiona la idea de que si se vota en conciencia en una acusación constitucional, como deba serlo, destruye una alianza política tan importante y de la cual el electorado mayoritariamente tenía grandes esperanzas. Una acusación de esta naturaleza debiera ser votada en conciencia o al menos parecer que se procede así.

Complicada es la posición de RN; varios de sus parlamentarios han sido críticos a la orden de partido; exigen la libertad de conciencia. Por otra parte son preocupantes las declaraciones de su Presidente que aparecen condicionar la votación del Partido a promesas futuras; no se juzga lo realizado sino que se negocia un futuro.

El Gobierno parece estar en un zapato chino, por jugarse entero por una intendenta que en mi opinión debió alejarse. El daño no sólo es a los partidos de la Alianza, sino también a la política chilena ya bastante desprestigiada, y probablemente al país entero. El gobernar una nación requiere de una clara y firme unidad política de los que gobiernan, en este caso de la Alianza, para así defender los grandes proyectos nacionales y no destruirse por la defensa probablemente inmerecida de una persona en particular.

Sólida crítica ha surgido en contra del Presidente Piñera; cuando senador defendió en una acusación constitucional su derecho a votar en conciencia y hoy aparece jugándose como autoridad máxima del país, por una posición contraria.

Finalmente creo que el gran perdedor es Chile.

Una primera defensa surgida de la intendenta acusada fue su queja de haber sido espiada. Aparecía así como delito mayor el espionaje que los contenidos de sus palabras.

Es interesante mencionar lo que El Mercurio editorializaba el jueves 17 de febrero de 2011 y que hace especial referencia al tema anterior. Se titula el editorial


Decisión en caso Van Rysselberghe

En contra del pronóstico de la calle, reflejado en las encuestas, el Gobierno decidió respaldar y confirmar en su cargo a la intendenta Jacqueline van Rysselberghe. La máxima autoridad del Biobío había dicho, en una reunión con vecinos, que “inventó una historia” para gestionar beneficios habitacionales para pobladores que no cumplían los requisitos para ser destinatarios de ayudas vinculadas al terremoto.

Los alegatos referidos a que la grabación del audio e imágenes de la intendenta en la reunión con los pobladores de villa Aurora de Chile -difundida por el senador Alejandro Navarro- se obtuvo de manera subrepticia no parecen atendibles. Un encuentro de esa naturaleza -entre la máxima autoridad regional y representante del Presidente y una numerosa concurrencia de vecinos y sus dirigentes- es esencialmente público.

Pese a las presiones de ambos partidos de la Alianza -con numerosas voces de RN que pedían la salida de la intendenta y la UDI recriminando al Ejecutivo su falta de apoyo a Van Rysselberghe-, La Moneda mantuvo su planificación original de despejar la existencia de cualquier irregularidad administrativa y penal antes de hacer valer las consideraciones políticas y resolver su permanencia o remoción.

Una resolución más ágil habría ayudado a reducir las posibilidades de fricción dentro y fuera del oficialismo.

Mal que mal, el episodio mostró la fragilidad del espíritu asociativo entre los partidos de la Alianza, aunque esto se puede haber visto exacerbado por tratarse de Van Rysselberghe, cuyo estilo de conducción ha resentido las relaciones entre ambas colectividades a nivel regional, especialmente en Concepción.

Entre tanto, el Ejecutivo debió lidiar con la molestia e indignación de la ministra de Vivienda y Urbanismo, Magdalena Matte, por la manera en que la intendenta involucró a esa cartera en la polémica que la afectaba, y con el análisis de las encuestas, que en todo este conflicto han sido severas con esa autoridad regional, la UDI y el Gobierno.

El Mandatario sólo interrumpió su hoja de ruta para anticipar que las expresiones de Van Rysselberghe le parecían muy desafortunadas, pero animadas por una buena causa, en favor de pobladores de alta vulnerabilidad.

Ubicado en el ámbito de la responsabilidad política -tras quedar aclarado a juicio del Ejecutivo que no existían irregularidades-, no había soluciones fáciles. Luego de sopesar los aspectos en juego -incluida la factibilidad de que prospere la amenaza de acusación constitucional hecha por la oposición-, el Presidente dio curso a su convicción más personal: que no había mérito suficiente para remover a Van Rysselberghe. Esta decisión, además de costosa, es impopular, pero en el Mandatario hizo fuerza su trayectoria como alcaldesa, su posible proyección senatorial y muy especialmente su bien evaluado desempeño en las tareas de reconstrucción.

El transcurso del tiempo puede ser un aliado del Gobierno si no fructifica la acusación constitucional. Hasta aquí, todo indica que Van Rysselberghe efectivamente no le mintió a “ninguna autoridad ni falseo ningún documento” -como señala su última declaración pública-, pero su afán de protagonismo la llevó a “inventar una historia” a su audiencia respecto de su propio papel en la solución del problema habitacional de los pobladores de la villa Aurora de Chile y del verdadero estado de avance en que se encuentra esa gestión. Esa responsabilidad cívica es la que deberá enfrentar hoy de cara a los habitantes de la región y mañana frente a esos electores, si se concretan sus aspiraciones senatoriales.

Así termina este editorial mercurial.

 

Sin duda que uno de los aspectos delicados de las expresiones de la intendenta fue su referencia al Ministerio de la Vivienda y Urbanismo.

El espionaje pareció positivo por sus efectos, ya que probablemente evitó que se hubiera consumado un delito, que éste no hubiera quedado detectado y que para un círculo más limitado, el delito lo hubieran cometido funcionarios del ministerio de la Vivienda o bien éstos hubiesen sido engañados, demostrando fallas funcionarias.

Sin duda que fue razonable la fuerte reacción inicial de la ministra de Vivienda, aunque a no pocos nos extrañó su posterior reacción de quedar tranquila con unas sólo aparentes disculpas de la intendenta.

Llama especialmente la atención la posición del Presidente de la República de apoyo a la intendenta, a pesar de la gravedad de su actuación. Las razones parecen ser varias, entre éstas el agradecimiento de la alta votación que le dio a Piñera esa región donde ella es líder. Otra, sus proyecciones a ser elegida senadora para una circunscripción en que el Gobierno no tiene senador. Una tercera causa, la firmeza y vehemencia puesta por la UDI para defenderla. Finalmente, en mi opinión, puede haber sido básica la similar posición de ambos en cuanto a que “El fin justifica los medios”. En ambos el afán a obtener poder les hace pasar por encima de principios que para otros son importantes. Recordemos el famoso caso del llamado Piñera Gate, tan en contra de “la peligrosa” Evelyn Matthei que avanzaba positivamente en posiciones políticas por él aspiradas.

Debe tenerse presente que las intervenciones del senador Navarro aparecen de alguna manera motivadas por su afán de proteger su reelección como Senador en una circunscripción en que la oposición tiene a los dos senadores, mayoría difícil de mantener si la intendenta, que tiene una alta votación, vaya como candidata a senadora.

Es en mi opinión una intervención del senador Navarro políticamente justificable, dentro de los estilos con que se desarrolla la democracia chilena y en general las democracias en las mayorías de los países.

 

Relación del caso con el ministerio del Interior

La intendenta fue citada o invitada inicialmente al Ministerio del Interior. De esa entrevista surgieron versiones contradictorias del ministro y de la intendenta.. Las del primero no anunciaban confirmación ni respaldo; las de la interesada, sí los señaló.

Puede justificarse la postergación de su alejamiento hasta conocer los resultados de la investigación dirigida a saber si se había concretizado esa malversación de fondos, ya que su alejamiento podría aparecer antes la opinión pública que el delito intentado y anunciado se hubiese consumado.

 

El no alejamiento oportuno de la intendenta

En mi poca autorizada opinión, al ser conocidas estas declaraciones debió producirse el alejamiento de la intendenta, ya sea por renuncia voluntaria o por pedido del ministro del Interior o del Presidente de la República. Su alejamiento hubiese: favorecido la deteriorada opinión pública frente a los políticos; evitado conflictos internos en la Alianza que no se puede calcular los efectos futuros que todo esto tendrá; dado un importante, merecido y tácito apoyo a la ministra de la Vivienda y, probablemente, evitado efectos negativos sobre la evaluación del Presidente de la República.

Es importante que el Presidente de un país tenga un alto prestigio en la sociedad.

Un aspecto que posiblemente justificó su permanencia es que al dejar su cargo de intendente y haber perdido su cargo de alcaldesa, habría quedado sin plataforma política para mantener o reforzar su base electoral para alcanzar al Senado.

La UDI por su parte, desde un comienzo, defendió en forma cerrada a la intendenta. Es comprensible para un partido político, sin grandes principios ideológicos, defender un acto de esta naturaleza, como lo ha hecho a una militante que posee un gran apoyo electoral, posiblemente candidata al Senado con alta probabilidad de éxito.

A su vez, como intendenta, reforzó su trabajo con militantes UDI que serían sus incondicionales, perjudicando a hombres de confianza de RN y de independientes de la Alianza.

Por otra parte ella se fue ganando antipatías de alcaldes, consejales y diputados de RN. Molestias que han salido en varias oportunidades a la luz pública y que también la han manifestado represe3ntantes máximos de la organización de los alcaldes de Chile.

 

Conflictos entre la UDI y RN. Informaciones de prensa

Fuerte polémica se dio y se ha seguido dando entre políticos de la UDI y de Renovación Nacional. El conflicto más intenso se ha presentado a nivel regional, pero no deja de tener importancia en el nivel nacional.

Es interesante recordar las polémicas entre la ministra Evelyn Matthei con el diputado Gustavo Hasbún. Surgieron en la prensa expresiones como éstas:

11 de febrero de 2011. Tema enfrenta a Evelyn Matthei con Gustavo Hasbún

Fuego cruzado en la UDI por Van Rysselberghe

Que el Gobierno no haya salido a respaldar a la intendenta del Biobío de las acusaciones de irregularidades en su contra es el tema que por estos días divide al gremialismo. Y los ánimos se encendieron aún más cuando la ministra del Trabajo insistió en que la autoridad regional se equivocó y que había que “tener un poquito de cuidado al defender a todo el mundo”. La réplica no tardó en llegar por parte del diputado Hasbún y por estos días vocero de la colectividad: “A ella le pagan por ser ministro y no opinóloga”.

La secretaria de Estado había hecho duras declaraciones contra la UDI, al partido de la intendenta. Señaló que dejó sola a la ministra de Vivienda, Magdalena Matte, en medio de las acusaciones por la entrega de subsidios de reconstrucción a falsos damnificados por el terremoto.

El diputado y vocero de la UDI respondió duramente a la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, quien señaló en Radio Cooperativa, respecto a la ministra Matte, que “le encuentro toda la razón que alegara y esperara apoyo de la UDI. No lo tuvo a tiempo, es una gran ministra que está haciendo un trabajo súper complicado y yo siento que la dejaron sola”.

Como respuesta a estas declaraciones, Hasbún dijo en la misma emisora que “la ex senadora Matthei tiene todo el derecho a emitir las opiniones que estime conveniente, pero son a título personal, y creo que en vez de estar apagando el fuego con agua, está tirando bencina”, sostuvo.

Para Hasbún “uno no tiene que meterse en los problemas que no le corresponden y menos de refilón, porque a ella le pagan por ser ministro y no opinóloga”

Los cuestionamientos contra la intendenta del Biobío, Jacqueline Van Rysselberghe, terminaron por encender los ánimos en la UDI y enfrentar a quienes consideran que el gobierno hizo bien en guardar reserva de su situación hasta investigar a fondo si cometió alguna irregularidad, con los que piensan que el Ejecutivo debiera salir a defenderla a ultranza.

La mecha la prendió en su momento la ministra de Vivienda y Urbanismo, Magdalena Matte, quien manifestó que le hubiera gustado haber recibido un mayor respaldo del gremialismo cuando se hizo público el reconocimiento de Van Rysselberghe de que había inflado artificialmente el número de damnificados en su región, para aumentar la cantidad de beneficiados por los subsidios dispuestos por el Gobierno para los afectados por el terremoto.

En esa oportunidad la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, consideró razonables los reproches de la titular del Minvu en contra de la colectividad oficialista.

“Le encuentro toda la razón que alegara y esperara apoyo de la UDI. No lo tuvo a tiempo, es una gran ministra que está haciendo un trabajo súper complicado y yo siento que la dejaron sola”, señaló a la radio Cooperativa.

Y agregó que hay que “tener un poquito de cuidado al defender a todo el mundo o no defender a nadie”, ya que si bien todavía no se ha conocido la existencia del algún documento que demuestre que la intendenta cometió alguna irregularidad –de lo cual supuestamente depende la continuidad en su cargo- sus palabras fueron “claramente desafortunadas”.

En la tienda de calle Suecia las opiniones de Matthei, lejos de pasar desapercibidas, simplemente sacaron chispas. Tanto así, que el diputado Gustavo Hasbún, quien por estos días oficia de vocero, la conminó a abocarse a las tareas de su ministerio y a no asumir el papel de “opinóloga”.

En tanto, el secretario general de la colectividad oficialista(UDI), senador Víctor Pérez, le solicitó al ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, que haga explícito su respaldo a Jacqueline Van Rysselberghe, considerando que luego de transcurrir más de un día desde que comenzaron a investigarse los hechos, todavía no se logran probar las denuncias que en su contra presentó el senador del MAS Alejandro Navarro.

“El gobierno a las 24 horas tenía absolutamente claro de que no hay nada tras las denuncias de Navarro”, dijo, enfatizando que el legislador de oposición “falseó una denuncia, no mostró nada y hay que dejar en claro que acusó a la intendenta de cometer un delito, falsificar un instrumento público, y no ha probado nada”.

No cabe duda de la fuerza política que tiene Jacqueline van Rysselberghe en la Octava Región. Una popularidad que le entregó a Sebastián Piñera cuatro puntos más que el resultado nacional en la elección presidencial en Concepción.

Lo anterior, ha alimentado una trayectoria de Van Rysselberghe que ha sido respaldada con varias elecciones en la zona. Éste es uno de los puntos que entregó como argumento el Presidente para mantener en su cargo a la jefa regional, según publica el diario La Tercera.

Además, el matutino señala que los otros puntos esgrimidos por el Mandatario para ratificarla en la Intendencia son que no hubo delito, tal como explicó el ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter; su trabajo en las tareas de reconstrucción, ya que en esta zona es donde el Presidente está mejor evaluado; una maniobra política que permite dejarla en carrera senatorial en las próxima elecciones y que no hay bases para una acusación constitucional que ponga en riesgo su continuidad en cargos públicos

 

Análisis de las intervenciones del senador Navarro y los últimos conflictos entre RN y UDI

El espionaje pareció positivo por sus efectos, ya que probablemente evitó que se hubiera consumado un delito, que éste no hubiera quedado detectado y que para un círculo más limitado el delito lo hubieran cometido funcionarios del ministerio de la Vivienda o bien éstos hubiesen sido engañados, demostrando fallas funcionarias.

Debe tenerse presente que las intervenciones del senador Navarro aparecen de alguna manera motivadas por su afán de proteger su reelección como Senador en una circunscripción en que la oposición tiene a los dos senadores, mayoría difícil de mantener si la intendenta, que tiene una alta votación, vaya como candidata a senadora. Es una intervención del senador Navarro políticamente justificable, dentro de los estilos con que se desarrolla la democracia chilena y en general las democracias en las mayorías de los países.

Es interesante lo que recientemente ha señalado el Presidente Regional de RN que en uno de esos párrafos hace mención de la importancia de la discutida grabación. Según información de prensa, El Mercurio.

.Concepción – Cuatro días después de la presentación de una acusación constitucional contra la intendenta del Biobío, Jacqueline van Rysselberghe, el presidente de RN en esa región, Claudio Eguiluz, efectuó duras críticas a la gestión de la militante de la UDI, que en un encuentro con vecinos de Concepción dijo que “inventó una historia” para que obtuvieran subsidios habitacionales.

En medio de las conversaciones que se llevan a cabo en el oficialismo para que todos sus parlamentarios rechacen unánimemente la acción opositora en el Parlamento, Eguiluz subrayó que “si no es por una grabación, ella habría engañado al Gobierno y a la comunidad”.

“Aquí hay un patrón de conducta en lo que ha hecho la intendenta. Cuando fue alcaldesa de Concepción acostumbraba a hacer lo que quería y nadie le llevaba la contra”, reclamó Eguiluz en entrevista con Radio Cooperativa.

El dirigente aseguró que le molesta “que el tema de la reconstrucción está mal en la región” y que frente a la acusación la UDI “amenace” a sus compañeros de conglomerado, “por salvar un proyecto personal”.

Al respecto, Eguiluz aseveró que Van Rysselberghe “está trabajando en un proyecto personal con gente de su absoluta confianza, que no está ni ahí con el Gobierno”, con miras a llegar al Senado.

“No creo que una alianza se sustente en mantener un proyecto personal que está perjudicando a la región y al Gobierno, lo han dicho todas las encuestas”, advirtió.

Sus palabras tuvieron inmediata respuesta en la UDI, donde el diputado Gustavo Hasbún se encargó de desestimarlas.

“Lo que pasa es que Claudio tiene un problema personal hace mucho tiempo con la intendenta. Él carece de objetividad muchas veces al momento de evaluar, porque su problema no viene de ahora, siempre ha sido desde que ella asumió la alcaldía en Concepción”, aseguró Hasbún, quien reiteró que si RN apoya la acusación constitucional, “no tiene ningún sentido seguir con la coalición”.


Interesantes planteamientos de la ministra Mathei y algunas reacciones

En entrevista al diario La Nación en Internet, Matthei afirma que “si alguien ganó en este triste episodio, fue la Ministra Matte. A ningún chileno le cupo duda que ella defendió a ultranza el actuar transparente de su ministerio y que ella no va a mezclar la política con la reconstrucción,  beneficiando a pobladores sólo por ser de una comuna de un alcalde de la Coalición por el Cambio. El actuar absolutamente recto de la ministra es lo que más rescato”.

Sin duda que todos estos sucesos y declaraciones han perjudicada a la Alianza y han comprometido posiblemente su trabajo futuro.

Respecto al actuar de los dos partidos de gobierno, la ministra precisa que dentro de la UDI hubo diversas opiniones sobre el actuar del Ejecutivo y recalca que “por la forma en que se dio, creo que al final todos quedaron mal”.

Asimismo, coincide con la posición del senador de su partido Andrés Chadwick en el sentido que los partidos no estuvieron a la altura.

Sobre el tema, Matthei sostiene que faltó un mayor diálogo entre las colectividades y “probablemente mayor disciplina, pero también es cierto que hay una historia antigua de desencuentros entre RN y la intendenta…eso dificultó el diálogo”.

Luego de la ratificación y apoyo del gobierno a la intendenta, la titular del Trabajo argumenta que es necesario que la autoridad regional haga un trabajo mancomunado con los dirigentes de la Coalición por el Cambio en la región.

“Me refiero a los diputados UDI y a las autoridades locales de RN que no se han sentido bien acogidos. Ella debiera ser una fuerza unificadora de la coalición, lo que hasta ahora no lo ha sido”, sostuvo.

También coincide con la postura asumida por el diputado Nicolás Monckeberg, respecto a que debe pesar más la lealtad a la Constitución que al partido o al gobierno.

Sin embargo, sostiene que no aprecia que en este caso se haya quebrantado la Constitución y por eso no ve que una acusación constitucional prospere en el Congreso.

 

Los conflictos regionales entre UDI y RN principalmente relacionados con la intendenta

Sobre este tema ha continuado la prensa manifestándose. Van a continuación algunos párrafos

Los conflictos regionales entre Renovación Nacional y la UDI, parecen ser más entre RN y la intendenta

Hay expresiones del Presidente Regional de RN, de Eguiluz, que representaría posiciones mayoritarias de sus militantes regionales tales como a Van Rysselberghe “no le creemos ni vestida de monja”, “vamos a exigir que la UDI asuma la responsabilidad de este Magallanazo. “la verdad es que hace meses que ella le ha mentido al partido, en reiteradas oportunidades, cada vez que tiene problemas se muestra pacífica, pero pasa el conflicto y vuelve a ser la misma. Ahora uno la ve llana a buscar acuerdos, que esto es una familia, pero no le creemos ni vestida de monja”. “Hoy, en estas condiciones, no queremos ingresar al gobierno regional. No aceptamos que su entorno esté cuestionado por la Contraloría regional, que haya un dictamen que diga que algunos no hacen la pega para lo que se les paga, está lo del pago excesivo de horas extras a sus asesores, son personas que están absolutamente cuestionadas y no queremos que culpen a RN como parte de esas irregularidades”.

Como las tensiones entre RN y la intendenta venían muchos meses antes del reciente conflicto, Eguiluz recordó que la autoridad UDI “se comprometió hace tres meses con Carlos Larraín y no le cumplió”. De hecho, Eguiluz viajará a Santiago este fin de semana y el lunes se realizaría una reunión de la mesa para analizar la situación política de la VIII Región. Indicó que en la región deberían poner gente con la camiseta puesta por el Presidente Piñera, y no que sólo les preocupe “un proyecto personal”, aludiendo directamente a las intenciones senatoriales de la Intendenta. “Somos el partido del Presidente y queremos que le vaya bien, siempre hemos mostrado voluntad de colaborar, pero ya llevamos un año con la misma actitud… Espero realmente que el Gobierno tome cartas en el asunto”.


Últimas gestiones del Gobierno frente a la acusación constitucional

Se denuncia en estos días por la Concertación  supuesta minuta del Gobierno dirigida a sus parlamentarios para alinear posturas en el caso de intendenta. El texto plantearía que la acusación constitucional contra Jacqueline van Rysselberghe podría provocar un “daño a pilares éticos” del Ejecutivo

Se señala en la prensa que: El texto titulado “Agenda política semanal” fue difundido este lunes por los presidentes de los partidos de la Concertación, quienes indicaron que éste ya circula por las redes sociales y que en él se fijan los principales asuntos para el Ejecutivo desde el sábado 26 de marzo al viernes 1 de abril.

Dentro de éstos se encuentran el proyecto que reduce el descuento de 7% a los jubilados, la seguridad ciudadana, las relaciones con Bolivia, la próxima entrega de la encuesta Adimark y la situación de la Concertación, además de la acusación contra la jefa regional.

En el capítulo dedicado a esta última, plantea que se debe “demostrar la debilidad jurídica y advertir el uso político de la acusación constitucional, poniendo la presión sobre la oposición”.

Asimismo, menciona como amenazas que se produzca un “daño a pilares éticos del Gobierno (probidad, credibilidad, igualdad ante la ley), que se instale la imagen de que se le dobló la mano al Ejecutivo, y la proyección de quiebre latente en la coalición y

Ante esto, la minuta sugiere “dar una señal de unidad y fuerza a la salida del comité político del lunes, en conjunto con jefes de bancada, presidentes de partido y gobierno”.

Precisamente al término de la cita efectuada esta mañana (por ayer) en La Moneda, la ministra vocera, Ena von Baer, aseguró que desconoce este escrito.

“La verdad es que no tengo conocimiento de ninguna minuta, habría que ver de qué minuta estamos hablando. Como Gobierno trabajamos en equipo y en unidad, y en ese sentido hacemos una invitación a la Concertación a que trabajen con nosotros en esa línea y dejen de enredarse en la política pequeña”, declaró.


La “convicción” de la UDI

Por su parte el jefe de la bancada de diputados de la UDI, José Antonio Kast, aseguró que tiene “la convicción y la certeza” de que después de realizar un trabajo conjunto con su par de RN, Cristián Monckeberg, todos los parlamentarios de la Alianza estarán “en contra de esta acusación”.

En cuanto a la necesidad manifestada por RN de realizar cambios en la Región del Biobío, Kast dijo que “es evidente” que ahí “ha habido dificultades y, cuando uno ve dificultades, tiene que hacer algo por solucionarlas. En eso estamos de acuerdo todos, en que si hay cambios, éstos van a ser respaldados”.

 

Con los antecedentes anteriores parece reforzarse la hipótesis de que en RN se está negociando posiciones regionales a su favor, como condicionamiento del voto de sus diputados de rechazo a la acusación. También puede como hipótesis plantearse que no todos sus diputados estarían dispuestos a no votar en conciencia.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos