Medicina natural, actualidad y economía

Feminismo y lenguaje inclusivo. Y algo más. Relación con el populismo y la Plaza de la Dignidad

 

En el día de hoy leí con agrado y simpatía a la autora de la primera carta al Director que publica El Mercurio de Santiago. Se titula “Lenguaje inclusivo”. La firma la periodista Patricio Espejo, a quien lamento no conocer.

Me parece conveniente transcribir textualmente su contenido y después comentar el tema.

Señor Director:

    Me tiene aburrida hasta el hartazgo la majadera monserga de “todos y todas”, “diputados y diputadas”, “niños y niñas”, “chilenos y chilenas”, etcétera, etcéteras.

    Ese supuesto lenguaje “inclusivo” no me hace mella. Me sentiré incluida cuando los bancos tratan igual a hombre y mujeres, cuando el hombre deje de ser el administrador de la sociedad conyugal, cuando “los papitos corazón” paguen las pensiones de alimento, cuando los “machitos” dejen de golpear o matar mujeres. Recién entonces me sentiré incluida.

    Por ahora, por favor, dejemos de lado la estupidez del todos y todas y vamos al fondo.

                                            PATRICIA ESPEJO                                                                                                  Periodista

     Tengo la misma reacción de Patricia. Me molesta al extremo cuando algunos locutores de radios de prestigio mencionan especialmente “Cámara de Diputados y Diputadas”.  Hoy me informe que la histórica Cámara de Diputados de Chile, durante el Gobierno de la Presidenta Bachelet ya había cambiado de nombre para llamarse Cámara de Diputadas y Diputados. El feminismo se inició anteriormente. Pensé que era más reciente. Eso me obliga a corregir el párrafo inicial de este artículo.

Quizá no pase mucho tiempo que la inclusión trate de incorporar diferenciados a los o las homosexuales o a los bisexuales.

Hay inclusión puede llegar a ser perjudicial a las mujeres, por ejemplo en la diferencia habitual entre hombre público y mujer pública, que tiene lo de mujer uno de los significado no muy favorable para el sexo femenino. Si nos referimos a los animales, deberíamos por ejemplo hablar de los conejos y las conejas, como también de las palomas y los palomos. No sé cómo se pueda introducir la inclusión en el caso de la guagua, cuando hay guaguas femeninas y masculinas. El guaguo todavía no existe como palabra oficial. La Academia de la Lengua en una de sus acepciones la presenta como “niño de pecho”. Debería modificarse ya sea para crear la palabra guaguo o bien definirla “como niño o niña de pecho”.

Esta especie de enfermedad social proviene en parte desde el exterior. Pero recientemente algunos países más desarrollados están tratando de eliminar este que se podría considerar enfermedad social, con alguna característica de pandemia; traspasa fronteras.

Desgraciadamente tiende a asociarse el feminismo con el populismo. Eso se está dando desgraciadamente bastante en Chile. Sin duda esto es una consecuencia de injusticias que se han presentado en el pasado, lo que puede generar una especie de péndulo que se va de un a otro extremo.

En publicación anterior me he referido al cambio de nombre de la Plaza Baquedano por el de Plaza de la Dignidad, cambio promovido incluso por personas que nunca lo había pensado que lo harían.

Al ir a recibir mi tercera vacuna en la Casa de la Cultura de Providencia, vi con tristeza y nostalgia una hermosa fotografía en colores, ubicada en una esquina de una sala importante; es una brillante fotografía de la Plaza Baquedano antes de su destrucción. La foto habría sido captada desde un poco al sur poniente de la plaza, desde un bajo nivel. Ojalá esa foto pueda divulgarse. Es una fotografía más ancha que alta. En las primeras líneas desde abajo hay una hermosa banda de bellas flores. Después viene un verde prado para después una línea de plantas. Más atrás se ve que se eleva el terreno con un verde prado hasta llegar al pedestal de la estatua. Deja una visión nostálgica del monumento, con lo que primero destaca es al soldado desconocido y a su estatua para después apreciar el pedestal y finalmente en la altura, aparecer el hermoso caballo y en su cúspide destacarse la figura del gran general que le dio el nombre a la plaza, nombre que todavía legalmente perdura. A la derecha se observa tres altos mástiles con hermosas banderas. Al fondo, como disminuido, por el ángulo con que se tomó la fotografía, se aprecia el obelisco de Balmaceda. No olvidar que este monumento es un santuario donde reposan los restos de un soldado desconocido.

A la fotografía de la plaza de entonces, la considero extraordinaria. Sería conveniente que se sacase ahora una fotografía similar desde donde se sacó la anterior. Ello podría servir para evitar que a la plaza se le ponga en nombre de Plaza de la Dignidad.

Pasando al tema de la paridad de género. Ya tenemos efectos de la extrema de género, incluso se ha llegado a ello hasta en el Colegio de Abogados de Chile, en perjuicio de la voluntad del electorado que arrojó una supremacía femenina. También se dio en una reciente votación en Rapanuí o Isla de Pascua en que la voluntad electoral arrojó la elección de dos mujeres, en una sociedad que no es feminista. Es muy probable que la voluntad de electorado fue considerar que ellas dos eran las más adecuadas a sus cargos. Sin duda la paridad de género extrema evita que sean elegidos finalmente los más adecuados para los diferentes cargos, sacrificando a los o las que podrían tener más aptitudes y mejores valores para desempeñarse en esa actividades específicas.

_______________________

Escriba un comentario

2 comentarios

  1. de acuerdo contigo y Patricia. Ahora hay todas, todos y todes.
    LA PLAZA BAQUEDANO debe desaparecer, y juntar Alameda y Providencia . Vicuña Mackenna debe pasar por abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos