Medicina natural, actualidad y economía

Chile continúa con una muy mala política cambiaria. Toma actualidad la política de China.

Un interesante artículo aparece en El Mercurio de 21 de noviembre nada menos que proveniente The Economist. Se titula “Política cambiaria de China: Debate sobre el yuan”. Le sigue la leyenda: ¿Por qué el gigante asiático se resiste a las peticiones internacionales de revaluar su moneda?
Son varias ideas que contiene el artículo que cabe destacar:

  1. China no hace caso a las insinuaciones o presiones externas para revaluar su moneda, aunque se lo pida Obama. Opta por ignorarlo.
  2. Ajustará el valor de su moneda cuando esa nación lo estime conveniente para su economía.
  3. Su política cambiaria la decide el Consejo de Estado y no su banco central.
  4. China gracias a su estímulo monetario y fiscal ha logrado aumentar su demanda interna que ha aportado 12 puntos al crecimiento de su PIB del último año, mientras que la reducción de sus exportaciones, le quitaron unos 4 puntos al aumento de este producto.
  5. Sus personeros aceptan que el yuan tiene que apreciarse en el largo plazo, pero no es el momento para iniciar el proceso.
  6. Son partidarios de una revaluación del yuan futura y paulatina. Se estima que debería llegar a un 25%. El hacerlo brusco dejaría a un número de exportadores fuera del negocio.

Sin dudas que China, su Gobierno, decide exactamente el valor que debe tener su moneda en el ámbito internacional y determina esto considerando principalmente el interés del país.

Más adelante viene el artículo con algunos comentarios personales. En cursiva van los párrafos del artículo.

“Política cambiaria de China: Debate sobre el yuan”: ¿Por qué el gigante asiático se resiste a las peticiones internacionales de revaluar su moneda?.

El Presidente Barack Obama, en su primera visita a China esta semana, instó al Gobierno a que permitiera que su moneda subiera. El Presidente Hu Jintao cortésmente optó por ignorarlo. En las últimas semanas, Claude Trichet, el Presidente del Banco Central Europeo, y Dominique Strauss Kahn, director administrativo del Fondo Monetario Internacional, también pidieron un yuan más firme. Pero China ajustará su moneda sólo cuando lo crea apropiado, no en respuesta a la presión extranjera.

Comentario: Es interesante ver el consenso de EE UU, la UE y el FMI para que China revalúe su moneda. China lo haría cuando lo estime procedente. Cabría preguntarse cuál sería el efecto del reavalúo del yuan para la economía china. Cabría preguntarse si eso no haría caer a la economía china, con lo cual se dañaría más la economía mundial. Por lo menos posiblemente traería como consecuencia una caída pronta del valor del cobre.

China permitió que el yuan subiera en 21% frente al dólar en tres años hasta julio de 2008, pero desde entonces ha mantenido más o menos el cambio fijo. Como resultado, el valor del yuan ponderado en función del comercio exterior se ha visto debilitado este año por el dólar achacoso, mientras que muchas otras monedas se han encumbrado. Las especulaciones sobre un cambio en la política monetaria de China aumentaron en la semana anterior a la visita de Obama, después que el Banco Popular de China alteró los términos habituales en su informe de política monetaria trimestral.

Comentario. Llama la atención que China haya colaborado con el mundo en revaluar su moneda hasta el inicio de la crisis, de la que ella no fue la causante inmediata del fenómeno, el que se inicia en EE UU y se proyecta fuertemente a Europa. Después se puede decir que sigue pasivamente la pérdida del valor del dólar, la que ha sido la gran moneda internacional. La caída del dólar es responsabilidad del propio EE.UU. debida principalmente a su déficit fiscal y de comercio exterior, situación que a lo menos en cuanto al déficit fiscal se agudiza con las medidas que tuvo que entregar grandes recursos monetarios al sistema financiero. Esta política cambiaria de China le ha evitado una menor caída de su comercio exterior, que ya le significó unos 4 puntos de caída de su PIB.

Pero la política cambiaria la decide el Consejo de Estado, no el banco central. Y varios de aquellos encargados de las políticas, principalmente en el Ministerio de Comercio, no están a favor de una reevaluación en este momento

Comentario: Es sin duda importante que sea el Consejo de Estado o algo similar que en un país donde su comercio exterior es tan influyente en la economía nacional, sea el que defina el valor internacional de su moneda. Debe tenerse presente que mientras en EE.UU. sus exportaciones equivalen en el 2008 al 9% de su PIB, en China corresponden al 33% y en Chile, al 40%.

Además, en el caso de nuestro país, debe señalarse que cerca del 60% de su valor corresponde a exportaciones mineras, recursos naturales no renovables. En Chile, el valor de la divisa lo decide el mercado, e indirectamente el Gobierno al vender disponibilidades en divisas en le mercado nacional, presionando a la baja del valor de la divisa; a veces también comprando. Por otra parte, el valor de ella es responsabilidad del Banco Central constitucionalmente autónomo, que tiene como principal responsabilidad declarada, la estabilidad de precios; el Gobierno en más de una vez se ha lavado las manos frente al problema, señalando que ése tema es responsabilidad del Banco Central. Qué interesante habría sido que un Ministro de Economía o de Agricultura tuviera influencia en el valor de la divisa, o un MIDEPLAN, o a lo menos que ellos dieran una opinión pública al respecto. El alto peso de comercio exterior en la economía nacional hace merecedor una mayor preocupación de Estado chileno por la materia; lamentablemente el predominio del pensamiento neoliberal y su estilo de desarrollo deja de darle importancia, lo que en mi opinión se refuerza por la falta de visión de estadistas de quienes nos gobiernan. No basta la experiencia histórica chilena o la de China, para salir del teorisismo neoliberal que se ha arraigado tan sólidamente en los socialismos chilenos, en su social democracia y en su democracia cristiana.

Las autoridades chinas se han vuelto más osadas para enfrentar a EE.UU.”No creemos que sea bueno para la recuperación económica mundial que le pidan a otros que aprecien mientras ustedes deprecian su propia moneda..También es injusto”, señaló un vocero del Ministerio de Comercio el 16 de noviembre. El día anterior Liu Mingkang, jefe de regulación bancaria de la nación asiática, criticó a EE.UU. por sus bajas tasas de interés y por el dólar decreciente, lo cual sugirió, podría estar estimulando un carry trade con el dólar y, a su vez, burbujas globales de los precios de los activos

Comentario. Tiene razón China a culpar a EE.UU. de depreciar el dólar. El país del norte tendría la obligación de darle estabilidad a su moneda, que ha sido por tanto tiempo la gran moneda internacional. Es interesante como el jefe de regulación bancaria china advierte como los bajos intereses podrían estar estimulando negocios financieros internacionales, que podrían ser considerados en beneficios de minorías y que contribuyen a grandes inestabilidades financieras y las llamadas burbujas globales de precios de los activos..

Los extranjeros sostienen que un yuan más firme no sólo ayudaría a reducir los desequilibrios globales, tal como el déficit comercial de EE.UU., sino que también beneficiaría a China. Ayudaría a esta última a recuperar el control de su política monetaria. Si un tipo de cambio más firme es en el propio interés de China. ¿Por qué se resiste?.

Comentario. Sin duda que es interesante la pregunta. En China hay sabiduría y una política de desarrollo extraordinaria, que es una política de Estado. Le ha permitido un crecimiento económico impresionante, que se proyecta a futuro. Con toda seguridad que están convencidas las autoridades que ésa es la mejor política cambiaria por ahora. Cabe la duda si es posible que la política china pueda solucionar el problema mundial, si EE.UU. con su propia política la está dañando tan profundamente.

Beijing rechaza la acusación que su política le ha dado una ventaja injusta. Es verdad que otras monedas del mercado emergente han tenido un alza aguda este año, pero esto ignora el cuadro completo. El año pasado China mantuvo su moneda estable frente al dólar durante toda la crisis financiera global, mientras que otras se desplomaron.

Comentario. Debe destacarse la capacidad de China para enfrentar la crisis considerada mundial de la segunda mitad del 2008. Pudo crecer en ese año a una importante tasa, aunque inferior a la que venía arrastrando desde hace años.

China también sostiene que ha hecho mucho por contribuir al reequilibrio mundial. Gracias a su estímulo monetario y fiscal, la demanda interna ha contribuido con notables 12 puntos de porcentaje al crecimiento del PIB este año, mientras que las exportaciones netas sustrajeron casi 4 puntos porcentuales. Su superávit de cuenta corriente ha caído en casi un 50%, del PIB de 2007 a cerca del 6%. Los personeros chinos a cargo de las políticas aceptan que el yuan tiene que apreciarse en el largo plazo, pero sostienen que ahora no es el momento apropiado.

Comentario. Interesante como China usa las políticas monetaria y fiscal para enfrentar los complejos problemas que debió enfrentar frente a la caída de la demanda externa. El neoliberalismo usa preferentemente la política monetaria que ha demostrado incapacidad para superar los profundos problemas; poco se saca con bajar los intereses, si se contrae la demanda por productos; por el contrario desalienta el ahorro, tan necesario para el equilibrio económico y para el desarrollo futuro. Qué importante sería por ejemplo que EE.UU. ahorrara más, ello contribuiría a reducir sus grandes déficit fiscales y de comercio exterior. China hizo expandir la demanda interna, de inversión y consumo, lo que dio esa contribución del 12% para el crecimiento de su PIB, que pudo más que neutralizar la caída que le originó la contracción de los mercados externos. Debe destacarse la caída de su superávit de cuenta corriente, lo que refleja un fuerte crecimiento de sus importaciones, de una demanda externa que ha creado con su crecimiento hacia adentro, que nos ha llegado con el efecto positivo en el precio del cobre

Otra razón para la vacilación es que la teoría que dice que revaluar el yuan permitirá que Beijing ajuste su política monetaria es demasiado simplista. La experiencia de la populosa nación desde 2005 muestra que un alza gradual estimula a los inversionistas a apostar por una nueva apreciación; las entradas de dinero de especulación entonces expanden la liquidez interna. Un gran incremento una sola vez podría funcionar, a medida que contuviera las expectativas de una nueva alza. Pero el tipo de aumento que se requiere-quizás un 25%-es políticamente inaceptable porque dejaría un número de exportadores fuera del negocio. Algunos economistas chinos advierten que los beneficios para EE.UU. de la reevaluación del yuan se han exagerado. En especial, un yuan más firme no reduciría en forma significativa el déficit comercial estadounidense

Comentario. Interesantes los planteamiento de la gradualidad en las correcciones del valor del yuan y la preocupación de que los cambios no dañen a sectores productivos. El problema de EE.UU. sería de mayor profundidad y de causas no sólo dependientes del valor del yuan. Posiblemente el bajo yuan daña a muchas otras economía, como a las de la UE y la de otros países asiáticos como Corea y Japòn.

Estos debates contribuyen a explicar por qué China está arrastrando los pies. Sin embargo a la larga, un yuan más firme sería beneficioso para la economía del país-y del mundo-al ayudar a desplazar el crecimiento desde la inversión y las exportaciones hacia el consumo. Daría un impulso al poder de compra de los consumidores y exprimiría las ganancias corporativas, las que han respondido por gran parte del incremento en el ahorro interno excesivo del país.

Comentario. Llama la atención que aparezca como un problema el ahorro excesivo del país, de China. Por otra parte el aumentar el poder de compra interno, con un yuan revaluado, se señala como positivo. Se proyecta así una aparente recomendación que China ahorre menos, lo que debería ir acompañado de un mayor ahorro de EE.UU: Sin embargo se ve difícil que el país del norte lo pueda hacer, con su altísimo déficit fiscal, agudizado por los gastos incurridos para superar la crisis especulativa del sector financiero y su déficit del comercio exterior.

Beijing probablemente permitirá que el yuan empiece a subir a principios del próximo año. Esto no será resultado de presiones internacionales; en realidad, es más probable que China cambie su política si aquellos a su cargo de las políticas en el extranjero se callan. Pero a principios del próximo año las exportaciones chinas deberían estar creciendo de nuevo, su crecimiento del PIB de año en año podría estar próximo al 10% y su índice de inflación se habrá vuelto positivo. Los argumentos a favor de la reevaluación entonces cobrarán mucha más importancia.

Comentario. Al parecer el próximo año se revaluaría el yuan, una vez que existe recuperación en las exportaciones chinas. Reciente publicaciones de opinión, señalan que la política china parece dirigida a golpear seriamente al dólar y al euro, llevando una política monetaria y cambiará que le refuerza sus políticas económicas de desarrollo, dentro de un mundo en que el país asiático acrecienta su poder económico y político, e incluso militar.

Todo el artículo refuerza la importancia de una política cambiaria nacional, imposible de modificar por decisiones o recomendaciones internacionales. Las autoridades chilenas debieran dar más atención al tema del valor de la divisa. Los últimos días la caída del dólar e incluso del euro, como es tradicional aparece relacionada con el aumento del precio del cobre, que está superando valores del último tiempo. Una divisa que cae con a su vez fuertes inestabilidades, contrasta con lo que sucede en EE.UU., en la UE y en especial en China, de su gran estabilidad cambiaria y que la maneja tan estrictamente el Gobierno.

Escriba un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos