Medicina natural, actualidad y economía

Dos graves enfermedades afectan a la mujer las que tienen interesantes tratamientos desgraciadamente poco conocidos. El cáncer mamario y el síndrome premenstrual severo (SPMs)

En tiempos que aflora tanto el feminismo y la búsqueda de la equidad de género debe llamarnos la atención por qué no hay mayor divulgación de los exitosos tratamientos para estas dos enfermedades femeninas.

El cáncer mamario desgraciadamente tiene una alta letalidad. La medicina científica descansa principalmente en la cirugía, que llega incluso hasta la extracción de senos como también la radiación y la quimioterapia. Los tratamientos en general originan daños en el organismo humano. La presencia del cáncer mamario acusa alta frecuencia, con tendencia a aumentar.

La medicina natural ofrece un interesante tratamiento de rápido efecto sin originar mayores molestias al organismo. Gran parte de los efectos positivos frente al cáncer mamario se producen dentro del mes en que se inicia el tratamiento. Este se basa en el consumo de una mezcla de hoja de aloe, miel de abejas y un destilado alcohólico de alta graduación, de más 40 grados.

A este tratamiento, que es bastante divulgado internacionalmente, lo presento más adelante. Además incluyo uno tratado a base de compresas calientes y frías.

 

Con respecto al síndrome premenstrual severo(SPMs), la medicina científica entrega un interesante tratamiento. Este ha sido logrado por el médico cirujano, doctor Jorge Lolas Talhami tras determinar que una alta proporción de este mal tiene como causa las toxinas generadas en el útero clínicamente inflamado.

El tratamiento se basa en tratar posibles infecciones involucradas para posteriormente eliminar tejidos muy alterados mediante una criocirugía intensiva.

Éste médico ha observado que aplicando al cuello uterino frío intenso en su interior, logra paralizar la generación de toxinas causantes del síndrome y con ello los síntomas desaparecen. Una vez que el frío deja de actuar, reaparecen todos los síntomas en su gama de diversos malestares.

Los resultados del tratamiento impactan a las personas afectadas que en alta proporción han sufrido de este mal por muchos años; les cambia totalmente su vida.

Recientemente el Dr. Lolas me ha informado de la multiplicidad de casos en que se ha demostrado su real eficacia.

El doctor Lolas ha recogido muchos testimonios impresionantes de las pacientes a quienes ha sanado.

Desgraciadamente su tratamiento ha sido poco considerado por la medicina oficial; se atribuye a ello el que no se haya llegado a probar su eficacia mediante la investigación médica que cubra una serie de exigencias y que ésta haya merecido su publicación en una revista científica de reconocimiento internacional. Este tratamiento del síndrome premenstrual severo sería muy difícil someterlo a una investigación de esa naturaleza, que contemple doble ciego.

Nota: El método de doble ciego es una herramienta del método científico que se usa para prevenir que los resultados de una investigación puedan estar influidos por el efecto placebo o por el sesgo del observador

En mi opinión el tratamiento del Dr. Lolas ha demostrado clínicamente su eficacia a base de la multiplicidad de casos que ha atendido con resultados exitosos.

Responde a una lógica que se puede considerar que su causa básica está demostrada clínicamente, son las toxinas generadas en el útero crónicamente inflamado. Al actuar sobre la presente causa, se logra ese especie de milagro que se manifiesta en una nueva forma de vida de la paciente que no la tuvo desde niña o desde hace muchos años de sufrimiento.

El Doctor Lolas ha hecho un enorme esfuerzo por dar a conocer su tratamiento, con resultados limitados. Extraña que el respaldo a su tratamiento viene principalmente de sus pacientes y de otras profesiones, no de la médica.

Posiblemente hay otras razones que motivan su no respaldo.

Acompaño en este artículo dos testimonios que me han parecido impresionantes, en el primer caso no menciono el nombre de la paciente, el que además no lo conozco. La otra paciente ha pedido que se divulgue su nombre, a pesar que hay mucha justificación para que eso no se haga; muy plausible el altruismo de su solicitud. Sin dudas su deseo es que el tratamiento lo puedan seguir muchas otras personas afectadas.

Con muchas mujeres he conversado sobre el SPM severo, pocas han sufrido de este  mal, pero casi todas conocen casos que son gravísimos.

Me preocupa que la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, universidad donde hizo sus estudios Jorge Lolas, no se haya preocupado de su difusión. Sin dudas el síndrome premenstrual severo es un serio problema de salud pública, por la frecuencia con que se presenta con distintas intensidades, y que tiene un tratamiento de un alto porcentaje de éxito. Debiera su tratamiento contar con apoyo financiero de la salud pública chilena y de los sistemas previsionales y como bien señala una de las informantes agradecidas, su tratamiento “debe ser respaldado por los organismos de salud a nivel nacional y mundial”. La Organización Mundial de la Salud (OMS) debiera respaldarlo.

Afortunadamente una discípula de ello ya lo está empleando en España.

 

A continuación van los dos casos presentados:

Primer caso, el de la psicóloga. Considero que ella da un valioso testimonio en una redacción muy profesional. Destaco en este inicio, unos de sus párrafos finales:

A continuación van los dos casos presentados:

Primer caso, el de la psicóloga. Considero que ella da un valioso testimonio en una redacción muy profesional. Destaco en este inicio, unos de sus párrafos finales:

“Creo que el tratamiento del doctor Lolas se debe implementar para todas las mujeres y debe ser respaldado por los organismos de salud a nivel nacional y mundial. Se haría un gran bien a la salud mental y física de las mujeres, a su familia, amigos y a sus equipos de trabajo”.

Testimonio, Febrero de 2021.

 A través del presente escrito quiero dar mi testimonio como psicóloga sobre lo vivido y padecido producto del síndrome premenstrual severo y de cómo me ayudó el Doctor Jorge Lolas junto con su equipo de profesionales.

 Desde mi adolescencia sufrí por SPM, sin saber de qué se trataba, ni ser diagnosticada por ello. Por el contrario, cuando asistía al ginecólogo me decían que mis síntomas eran idiopáticos, es decir, sin causa conocida, ni justificada.

 Efectivamente, sufrí mucho, dolor de cabeza, fuertes dolores corporales, depresión, angustia y ganas de morir, malestares que duraban más de 20 días al mes. Por ser una persona muy responsable, igual iba a trabajar y estudiar, pero realmente el malestar antes y durante el período era extremo.

 Deambulé por muchos especialistas y todos me decían que lo mío era una exageración y parte de lo que “tenía que vivir”.

 Se generó en mí, más depresión y desesperanza, pues no encontraba solución y más allá de mi voluntad, esfuerzos y expectativas por estar bien, sentía que nada ni nadie podía ayudarme y que era una situación injusta y sin salida.

 Aunque esforzándome cumplía con mis obligaciones laborales, no tenía ánimo para ninguna otra actividad, mi vida social era nula y mi familia no entendía a veces mi estado de ánimo depresivo. Muchas veces dejé de ir a compromisos sociales, dejando a las personas plantadas, era conocida como alguien “arrugona”.

 Aún siendo siempre una persona flaca, lamentablemente por el SPM, sufría de edemas e hinchazón, siendo en extremo incómodo, invalidante, afectando mi autoestima y obligándome a tener un control excesivo de la ingesta de alimentos. Aunque comiera muy poco, igual estaba más hinchada producto de la retención de líquido generada por el SPM, lo que me deprimía enormemente y encontraba muy injusto y desesperante, como que mi cuerpo no me pertenecía o no correspondía a mí, ni respondía a mis hábitos, los que eran súper sanos y controlados, asistiendo al gimnasio y comiendo muy poco.

 Acudí también al psiquiatra tomando antidepresivos, sin mayor resultado. También tomaba laxantes y pastillas para bajar de peso.

 Incluso, ya en el máximo de mi depresión y desesperación, el año 1996 me lancé al Canal San Carlos, para terminar con ese sufrimiento. Afortunadamente pude nadar y sola salí tomándome de unas ramas, dado que finalmente me desesperé al ser empujada por la corriente.

 En algún momento, el año 1998, vi el aviso del Doctor Lolas en las páginas amarillas.

 Ahí descubrí que mi problema tenía causa y solución, me hice el tratamiento de criocirugía y mi estado mejoró en un 100%, pasaron la hinchazón, los dolores, la depresión y la desesperanza. 

 Desde ese momento nunca más se presentaron los síntomas, desde ahí que no tomo antidepresivos, incluso viviendo duelos personales complejos, dejé para siempre de tomar laxantes y pastillas para bajar de peso. Siempre me cuido en mi alimentación, porque soy pretensiosa, entonces, comiendo sano y teniendo una vida activa como me gusta, ello se refleja en como soy, pesando entre 48 y 50 kilos, con un 1.65 de estatura, dándome también mis gustos y de forma equilibrada, nunca más se presentaron esos síntomas invalidantes para mí.

 De eso han transcurrido ya más de 20 años, tengo 50 años, soy menopáusica desde hace un año más o menos y no he tenido ningún síntoma desagradable producto de la menopausia tampoco, sigo igual, sin ningún síntoma.

 Creo que el tratamiento del doctor Lolas se debe implementar para todas las mujeres y debe ser respaldado por los organismos de salud a nivel nacional y mundial. Se haría un gran bien a la salud mental y física de las mujeres, a su familia, amigos y a sus equipos de trabajo.

 Se ahorraría dinero en tratamientos paliativos y en el peregrinar de especialista en especialista.

Gracias de Corazón Doctor Lolas, Nidia, Myriam, Mónica.

 

Segundo caso

La paciente autoriza su amplia difusión con su nombre.

 Estimado doctor JORGE LOLAS

Quiero comentarle los cambios que he notado con el tratamiento que me está administrando.

Tengo 43 años. Antes del tratamiento tenía un síndrome premenstrual muy grave; los últimos 5 años el SPM fue empeorando cada vez más. El último año presenté los siguientes síntomas:

10 días antes de la menstruación empezaba a sentir un sentimiento de vacío, depresión, mala concentración, irritabilidad, dolor e inflamación en los senos y en la zona lumbar. Sentía constantemente una molestia en el útero irrigada hacia el lado izquierdo.

Ya unos 5 días antes, tenía jaquecas fuertes, muy inhabilitantes, sentía hinchazón y dolor en todo mi cuerpo, sobre todo en la espalda baja que casi no me podía parar, presión en el pecho, angustia, sensación de vacío, ganas de dormir y de comer. Tenía que tomar muchísimos antiinflamatorios y calmantes, además de los antidepresivos que he tenido que tomar durante 20 años por la depresión que este síndrome me causaba.

El periodo que estaba con SPM era invalidante, me perjudicaba mucho, sobre todo en mis quehaceres y mi trabajo, la gente con la que vivo no entendía nada y no podían creer que el SPM fuera para tanto, además se enojaban por mis estados de ánimo por lo que me sentía muy incomprendida. Hay veces en que era tan fuerte que tenía náuseas, vómitos, y un cansancio tremendo. Tenía que estar acostada todo el día.

En general, tenía la piel seca y el pelo y uñas quebradizas, mucho bruxismo, insomnio, inquietud, me sentía fatigada todo el tiempo.

Cuando ya me llegaba la regla sentía muchísimo dolor, unos cólicos insoportables, mucho flujo de color rojo oscuro, casi café oscuro. Me duraba unos 3 a 4 días y luego seguía teniendo flujo leve unos 2 a 3 días más.

Es decir, prácticamente, tenía una semana al mes en la que no tenía dolores ni malestares fuertes. El resto del mes me sentía enferma, como cuando uno tiene gripe.

Mi hermana y mi madre tenían síntomas parecidos, mi hermana me recomendó tomar anticonceptivo Femelle 20 y Vitex, lo que ayudó a minimizar los síntomas. Pero los malestares continuaban igual.

Luego del tratamiento, paulatinamente, comencé a sentirme mucho mejor. Bajó mucho la irritabilidad, mejoró el ánimo, los días previos a la regla han mejorado notablemente. Antes podía estar llorando por cualquier cosa, ahora ya no.

Han pasado 3 meses desde la criocirugía y he notado cambios increíbles, nunca más me dio una jaqueca ni dolor de cabeza, nunca más he sentido esa fatiga que me postraba, me han vuelto las ganas de vivir y disfrutar la vida.

El periodo previo de molestias antes de las menstruaciones ha disminuido a 5 días (de 10), y las molestias son mucho más leves, ya no me hincho tanto, no siento grandes dolores y puedo funcionar relativamente bien. Deje de sentir ese dolor lumbar tremendo que no me dejaba caminar, eso ya no me pasa más.

Las menstruaciones han cambiado de un color negro a un rosa pálido, con flujo bastante leve, no tengo los cólicos insoportables de antes. La regla me dura 3 días, pero casi no siento molestias.

He podido descansar mucho mejor en las noches, ya que me relajo más, el bruxismo que tenía antes casi desapareció.

Siento mi piel más tersa, mi pelo y uñas más firmes, me siento más liviana en general.

Realmente el tratamiento es una maravilla, ya desde el primer día, comencé a sentir cambios. Además con el tratamiento de inyecciones, se potencia mucho la criocirugía.

Esto me ha cambiado la vida, no pensé que sería tan efectivo. Este tratamiento debería estar considerado en el código sanitario, no solo en Chile sino que en todo el mundo y debería ser considerado en los planes de salud, pero al parecer hay intereses económicos de algunas industrias que no les interesa sanar a las mujeres si no mantenerlas dependientes de fármacos o simplemente extirparles el útero.

Agradezco al Doctor Lolas y su equipo por este gran tratamiento, que debiera ser reconocido en todo el mundo.

 Katharina Kuhn

 

 Tratamientos del cáncer mamario

Uno muy recomendado que ha dado muy buenos resultados y en corto plazo es el basado en la mezcla de un aloe, miel de abejas y un destilado alcohólico de alta graduación, de a lo menos de 40 grados.

Un resumen del tema está en el artículo de Rolando Chateauneuf publicado en su página web www.rochade.cl, titulado.

“El género aloe para curar y prevenir el cáncer. Prescripción y preparación”

Fte. https://www.rochade.cl/el-genero-aloe-para-curar-y-prevenir-el-cancer-prescripcion-y-preparacion-2/

Me ha parecido conveniente preparar este breve artículo en torno al empleo de hojas de plantas del genero Aloe en prevenir y curar el cáncer. Muchas consultas me han llegado en torno al tema.

Ya se ha señalado en artículos anteriores la importancia de los contenidos de estas hojas, donde se destaca el germanio orgánico por su acción purificadora de la sangre la cual así en su acceso a las células cancerosas-cancerígenas, las oxigena y las transforma en benignas, a lo que se agrega otros contenidos favorables contra el cáncer.

Se mencionan en este artículo su forma de consumo y su preparación casera.

Prescripción según Fr. Romano(1).

Tomar una cucharada grande tres veces al día, un cuarto de hora antes de cada comida, y esto durante diez días. Antes de tomar el brebaje Fr. Romano aconseja agitar bien el frasco y haber pasado varias horas en ayunas con el fin de que las pepsinas del organismo ansíen entrar en acción y el medicamento pueda penetrar fácilmente en todos los tejidos del cuerpo.
Nota 1. Fray Romano Zago, religioso brasilero, perteneció a la orden franciscana, siendo conocido por sus libros sobre los usos curativos del aloe-vera, entre los que incluye el tratamiento para el cáncer. Él ha aplicado en varios países este tratamiento a base de aloe, miel de abejas y un destilado alcohólico de alta graduación. Es muy conocida su labor en República Dominicana, donde ha generado sanación de cáncer de mama en muchas mujeres, con resultados muy rápidos, en quince días.

El brebaje purifica el organismo por medio de la miel, alimento que llega a los órganos más alejados; el aloe tiene un gran poder cicatrizante y el alcohol dilata los vasos sanguíneos. De este modo la sangre se purifica lentamente en diez días.

 

 1. Preparado de aloe fresco ( Son recomendaciones del Ingeniero Williams Benavente)

Puede ser cualquiera especie del género Aloe, en especial, las especies “vera” “arborescens”, o “ferox”, que son las más comunes en Chile. En el mundo hay más de 350 especies de aloe estudiados, y se sospecha que existen otras 500 sin estudiar.

 Lo importante es que las hojas que se van a usar estén sanas por ambas caras, tersas, sin heridas ni machucones. Se limpian con un paño húmedo, luego se le recorta todo su perímetro o borde, ya que posee espinas muy duras, que la juguera donde las introduciremos no será capaz de triturarlas, y podrá, entonces dañar o herir nuestro esófago al tragar el preparado que haremos. Muy importante: no se debe pelar las hojas. Se deben usar con su cáscara.

Otro ingrediente de esta mezcla es miel pura de abeja, es decir, sin refinar. Si estuviese muy densa o dura, se somete al “Baño María”; nunca al microondas, ya que pierde sus cualidades medicinales.

Un último ingrediente es un buen destilado alcohólico. Puede ser whisky, cognac, pisco de más de 40°, etc., nunca “vino”, que aunque tiene alcohol, es producto de una fermentación y no de destilación.

La proporción de estos tres ingredientes es:
1 Kilo de hojas de Aloe
0,5 Kilo de miel pura
8 cucharadas soperas, de las antiguas cucharas, no de las en uso hoy día, de un buen destilado

Cualquier variación que se haga en el peso de la hoja de aloe, afecta en la misma proporción a los otros componentes.

Una vez cumplidas estas recomendaciones, se introduce en una juguera o en una mezcladora, trocitos de la hoja de aloe, miel hasta enterar la proporción en gramos que resulte, y las sucesivas cucharadas de un “buen destilado”. Todo esto se somete a un proceso de trozado y revoltura, hasta que su apariencia sea uniforme. Luego se vacía en un frasco de vidrio (nunca plástico), de boca ancha, de tapa atornillada y se guarda en el refrigerador al igual que fuese yoghourt. Debe tenerse la precaución de cubrir el frasco con una bolsa de plástico negro, para evitar que la luz afecte el poder medicinal de los diferentes componentes de la hoja de Aloe.

Siempre antes de tomarse la dosis, debe revolverse bien el contenido del frasco, y luego extraer la cucharada que corresponda.


Observación: la hoja de Aloe vera es muy suculenta, pesa alrededor de medio kilo, y se vende en los Supermercados por unidad .Las hojas del Aloe arborescens son de tamaño más pequeño, de color verde con manchas blancas por ambas caras y entran más unidades por kilo. Recomiendo no echar a la juguera tres hojas y media, por ejemplo, sino la unidad más próxima entera, en este caso cuatro hojas. Las hojas de Aloe ferox son más delgadas que todas las anteriores y por tanto, menos suculentas. Por esto en el kilo de hojas entra un número mayor, pero, su efecto medicinal es el mismo.

SE RECOMIENDA CONSUMIR EL PREPARADO DE ALOE SEMESTRALMENTE PARA PREVENIR EL CÁNCER.

Este tratamiento ha dado extraordinarios resultados. Se tienen muchos testimonios en diferentes países.

____________-____

 

Otro tratamiento que se recomienda es el del Dr. Jerry Lee Hoover. Ver mi artículo “Medicina natural y cáncer. Recomendaciones del Dr. Jerry Lee Hoover, médico naturista”

Fte: https://www.rochade.cl/medicina-natural-y-cancer-recomendaciones-del-dr-jerry-lee-madico-naturiata/ 10 de julio 2015

Presento a continuación parte de mi artículo publicado en mi página web

Me ha parecido conveniente referirme a un interesante trabajo publicado por el Doctor Jerry Lee Hoover N.D. – Médico Naturista. Presento un resumen y análisis de esta publicación. Recomiendo la lectura íntegra de su trabajo-
Fte: http://www.cancernaturalcure.com/cure.htm

Entrega valiosas proposiciones para enfrentar el cáncer. Asegura que dentro de dos semanas aunque el cáncer esté avanzado notará alguna mejoría. Los medicamentos son las hierbas y no los químicos. En su clínica ha utilizado cosas y métodos sencillos.

Afirma que la mala nutrición es la causa principal del cáncer. Debe reducirse el consumo de grasas especialmente de las saturadas, de huevos, mantequilla y carnes rojas consumidas sin sacar las grasas. Muy interesante el tratamiento natural que presenta para el cáncer mamario. Aconseja especialmente el consumo de vegetales crudos.

Volviendo al artículo, en él destaca que: Investigadores de la universidad de Victoria en British Columbia hicieron un seguimiento de 200 personas que gozaron de una remisión espontánea del cáncer. Ellos hallaron que el 87% de esas personas habían cambiado su nutrición a una dieta vegetariana. El consumo excesivo de carnes genera el amonio que es un producto carcinógeno secundario de la digestión de la carne.

Se puede prevenir el cáncer al mantener el sistema inmunológico del cuerpo funcionando bien.

Hay envenenamiento del cuerpo por el consumo de alimentos inadecuados – carnes, productos lácteos, azúcar blanca, harina blanca, arroz blanco como también licores, café y todos los alimentos innaturales. También el tabaco.

Textualmente afirma: El cáncer no se desarrolla en un cuerpo que tiene una corriente de sangre pura y un sistema inmunológico que funcione de manera óptima. Alimentos buenos e íntegros construyen buena sangre mientras que alimentos de mala calidad construyen sangre de mala calidad.

En el pasado la opinión oficial era que el cáncer no tenía nada que ver con la alimentación. Las pruebas posteriores señalan lo contrario.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (National Cancer Institute), recomienda ahora el consumo de ciertos vegetales y frutas para prevenir el cáncer. Las frutas como naranjas y bananas y vegetales de hojas verdes y de color amarillo, incluso las zanahorias y el brócoli, contienen todas las vitaminas que previenen el cáncer y fibras y deben formar parte de la dieta diaria de cada uno.

INFORMACIÓN PARA CÁNCER DE MAMA

Da especial atención a este tema. Cuando alguien tiene cáncer de mama, necesita mejorar la circulación de la sangre que fluye a través del pecho. Dos maneras de lograr esto es masajeando diariamente las mamas y la otra manera es a través de hidroterapia.

Se llenan dos recipientes con agua: uno con agua muy caliente y el otro con agua muy fría, con cubos de hielo. Se sumerge un paño en agua caliente, se aplica en la mama, luego se cubre con una toalla seca y se deja sobre la mama durante 3 minutos. Luego se quita el paño de agua caliente, se cambia por un paño que se ha sumergido en el recipiente con cubos de hielo y se aplica en la mama por solo un minuto, y se cubre con una toalla seca. Es necesario realizar este procedimiento tres veces seguidas. La última compresa debe ser fría.

El efecto que las compresas producen es el siguiente: cuando se aplica la compresa de agua caliente la sangre fluye a la mama; cuando se aplica el agua fría, la sangre se retira del la mama. Esta es una forma muy eficiente de mejorar la circulación de las mamas. Esta circulación mejorada, ayuda a sacar las toxinas del pecho, a empezar a romper las células cancerígenas y a sacarlas de la parte afectada.

Importante recomendación. No se deben usar desodorantes ya que éstos son una de las causas del cáncer de mama.

La mayoría de los cánceres de mama están localizados en el área de la mama cercana a la axila. Debajo del brazo existe el mayor número de ganglios linfáticos y cuando se usa un desodorante que contiene aluminio y otros ingredientes tóxicos; éstos pueden entrar al sistema linfático.

Los desodorante antitranspirantes son los más peligrosos ya que bloquean los poros de la piel e impiden que las impurezas del cuerpo salgan con el sudor, por lo tanto éstas son absorbidas por el cuerpo y el área de la mama.

___________________ 

 

Escriba un comentario

4 comentarios

  1. Dn Rolando,
    Compre el libro Plantas Medicinales y Medicina Natural y así llegué a su interesante blog. Me gustaría saber si existe algún tratamiento efectivo para la Enfermedad de Paget extramamaria ( cancer de lento crecimiento que en mi caso se ubica en Vulva. El oncólogo que ví la única alterativa de tratamiento que me ofreció era cirugía , advirtiendome que se trata de una enfermedad crónica con recaidas frecuentes. Ante eso opte por un tratamiento naturista a base de hierbas , alimentación natural y ciclos de inmunoterapia hace ya dos años, pero la enfermedad si bien no avanza se mantiene y aumenta especialmente en períodos de estres. Muchísimo le agradecería sus consejos.

  2. 12 de marzo de 2021

    Mary:
    No soy médico. Esta enfermedad en su caso ligada al cáncer la desconozco totalmente. He leído algo sobre la Enfermedad de Paget, pero no relacionada con cáncer. Le informo que tengo un libro publicado especialmente sobre cáncer. Se titula “Plantas Medicinales, Medicina Natural, Alimentación y Cáncer”. Tiene cerca de 700 páginas. Está a la venta. Lo editó Ocholibros, lo puede comprar en la editorial; la puede ubicar por Google.
    Le recomiendo que lea las primeras 200 páginas, lo restante son principalmente anexos.
    Con esa lectura inicial puede Ud. misma buscar posibles soluciones.
    No entiendo bien sobre lo que Ud. señala de períodos de estrés. No sé si son ocasionales o están relacionados con el ciclo menstrual, por lo tanto son regulares.
    Si son ocasionales, puede estar relacionado con el sistema inmunológico y por lo tanto debería reforzarlo. Para ello puede estudiarlo en el libro. Una planta que podría recomendarse es la uña de gato (Uncaria tomentosa).
    Otros dos tratamientos que creo que le podrían ser útil es el de la mezcla de aloe, con miel de abejas y un destilado alcohólico de alta graduación. Ahí actuaría el germanio orgánico que tendría capacidad de transformar las células cancerígenas en normales; además tendría otros factores anticancerígenos entre ellos reforzar el sistema inmunológico.
    Yo planteo en el libro que el cáncer debe ser atacado en forma integral, por varios frente, entre ellos la alimentación adecuada.
    Otro tratamiento puede ser el consumo de pepas de cuescos de damasco, que contienen cianuro orgánico, que tiene la cualidad de matar las células malignas y alimentar a las sanas.
    Le insisto en que lea esas 200 primeras páginas partiendo de la página 21. Es decir leer una 180 páginas. Ud. misma puede buscarse el tratamiento integral que crea más conveniente.
    Puede comunicarse conmigo a través de mi correo electrónico rachateauneuf @ gmail.com.
    No tema molestarme.
    Atentamente
    Rolando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, soy Rolando Chateauneuf.

Dentro de mi blog podrá encontrar contenidos  relacionados a:

Alimentación y nutrición, Ética y valores. Cáncer. Constitución. Cultura ecuestre. Economía y Desarrollo. Dólar. Inversiones extranjeras, Medicina natural (Plantas medicinales). Política agrícola. Universidad de Chile.

Para ubicar los artículos por temas, descienda por esta columna hasta alcanzar a Categorías y ahí pinchar la que le interese.

Buscador
Categorías
Archivos
Archivos
Enlaces externos